«Con seis años llamé a las mudanzas para que me trajeran el piano de la abuela»

Olga Albasini./LV
Olga Albasini. / LV

Olga Albasini Garaulet. Pianista

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

El ciclo Jóvenes Solistas, que este año cumple su décima edición, inaugura mes con dos recitales para este fin de semana. El primero de ellos es Buntes Quartett Dresden, cuarteto que actuará esta tarde en el Edificio Moneo (20.00 horas) de Murcia. La agrupación reúne a Laura Delgado Casado, Björn Sperling, Miguel Blanco Puente y a la solista Olga Albasini Garaulet. Interpretará piezas de Mozart, F. Bridge y Mahler. La pianista Olga Albasini se graduó con matrícula de honor y premio extraordinario en el Conservatorio de Música de Murcia y ahora actúa como solista en varios grupos de cámara. Hizo el máster en Piano Solista con Pía Kaiser, becada por Ad Infinitum y se forma en la escuela de música de Estocolmo.

-Traductora de alemán y pianista, esas dos cosas tienen algo que ver o nada.

-La música es un lenguaje. Música e idiomas son distintas formas de comunicación. Y el alemán es un idioma crucial para la cultura musical. Todo empezó con el regalo de un libro bilingüe alemán / español de los 'lieder' de Schubert. Estudiar traducción me ha permitido acercarme a textos y libros a los que no habría podido acceder sin conocer el idioma.

-¿Qué ofrecerá hoy a los asistentes a su actuación?

-Tocaremos tres obras de estilos muy diferentes. Primero, el cuarteto con piano número 2 de Mozart, obra muy alegre y virtuosa, como la mayoría de su música. Después, el cuarteto con piano de Mahler, del romanticismo tardío, más apasionado y una de mis obras favoritas. Por último, el cuarteto con piano 'Phantasy', de Franck Bridge, compuesto a principios del siglo XX con un estilo más moderno y armonías y ritmos más atrevidos.

-¿Cómo surgió la idea de un cuarteto? ¿Quiénes lo componen?

-Surgió cuando estudiábamos el máster en la Hochschule für Musik Carl Maria von Weber, de Dresde. Era parte del programa. El cuarteto lo componen Laura Delgado Casado, violinista zamorana; Björn Sperling, violista alemán; y Miguel Blanco Puente, cellista leonés. Tres músicos estupendos con los que estoy encantada de tocar.

-¿Cuándo supo que quería dedicarse a la música?

-En la celebración de la tesis de mi madre había un pianista que me enseñó a tocar algunas notas. Mostré interés por aprender y mi abuela me dijo que podía llevarme su piano. Mi madre accedió si me encargaba yo, así que cogí las páginas amarillas y llamé a un camión de mudanzas. Tenía seis años. Creo que lo tuve bastante claro desde el principio...

-¿Cree que en esta tierra se reconoce lo suficiente a los músicos?

-En España, la situación de los músicos es complicada, sobre todo en comparación con otros países en los que la música clásica está más presente. Sin embargo, Murcia me ha sorprendido por su actividad musical y las oportunidades de tocar que me ha ofrecido en lugares como el auditorio de Águilas, el Casino o el Moneo dentro del ciclo de jóvenes solistas.

-¿Cuáles son sus sueños musicales, hasta dónde quisiera llegar?

-Me gustaría tener la mayor actividad posible de conciertos como solista y como músico de cámara. A corto plazo, querría obtener algún premio en concursos de piano nacionales o internacionales. Quiero llegar, como es natural, lo más lejos que pueda como pianista. Eso es lo que sueño.

-¿Qué echa de menos de su tierra natal?

-Lo que más echo de menos, sin duda alguna, es el sol y la comida. Desde agosto estoy viviendo en Estocolmo, donde el tiempo es incluso peor que en Alemania... No hay nada como la calidad de vida en España. ¡No hay nada como una caña y una marinera al sol!

-¿Autores preferidos?

-Me gustan los románticos y postrománticos. Adoro a Schumann, Schubert, Liszt y Rachmaninoff. También el impresionismo de Ravel. Y, por supuesto, con el que más he disfrutado, el mejor compositor para piano de la música española: Albéniz.

-¿Qué otros proyectos lleva en estos momentos entre manos?

-En Estocolmo, estoy estudiando en un ambiente de mucho movimiento musical y de conciertos. En enero participaré en el festival de música de cámara Classicalive con el cuarteto de Schumann.

-¿Y como solista?

-Como solista estoy esperando la respuesta de mi solicitud para el concurso de Takamatsu en Japón, que será durante el próximo mes de marzo. También tengo pensado volver a Murcia para el concurso internacional de piano Clamomusic. ¡Muchos proyectos y mucha ilusión para afrontarlos!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos