Hallan un criadero ilegal con 89 tortugas en San Pedro del Pinatar

Un agente custodia algunos de los ejemplares incautados en San Pedro del Pinatar. / Guardia Civil

El propietario ha sido detenido como presunto autor de un delito de tráfico ilegal de especies protegidas

LA VERDAD

La Guardia Civil de la Región de Murcia desarticuló un criadero ilegal de tortugas en un domicilio de la localidad de San Pedro del Pinatar, cuyo propietario ha sido detenido como presunto autor de delito de tráfico ilegal de especies protegidas. En el domicilio fueron incautados 89 especímenes, cuatro caparazones y cinco huevos de las especies 'Testudo Marginata', 'Testudo Hermanni', 'Aldabrachelys Gigantea', 'Astrochelys Radiata' y 'Stigmochelys Pardalis', cuya tenencia, reproducción en cautividad y comercialización, sin autorización, está prohibida.

La investigación se inició el pasado mes de enero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la tentativa de venta de una tortuga Radiata, una especie protegida, por parte de una persona con domicilio en el municipio de San Pedro del Pinatar. Agentes del Seprona establecieron dispositivos necesarios para esclarecer los hechos y localizar al supuesto vendedor.

Las indagaciones practicadas condujeron a los agentes hasta una vivienda donde se sospechaba de la existencia de un criadero ilegal de tortugas. Una vez autorizado el registro, la Guardia Civil inspeccionó la casa junto a veterinarios del Servicio de Sanidad de la Región. Allí encontraron las 89 tortugas, así como cuatro caparazones y cinco huevos.

Entre los animales incautados se encuentra una 'Aldabrachelys Gigante'a con un peso cercano a los 60 kilos y 60 centímetros de envergadura. Estos especímenes macho pueden llegar a alcanzar, en su edad adulta, los 250 kilos de peso y más de un metro de envergadura.

Criadero ilegal

La Guardia Civil constató que se trataba de un criadero ilegal de tortugas habilitado en una vivienda donde existían, perfectamente diferenciados, distintos espacios, habilitados tanto en el interior como en la terraza del inmueble, destinados a la reproducción y cría de las especies en cautividad.

Las distintas zonas disponían de los elementos necesarios para la agrupación por parejas reproductoras, la incubación de los huevos, así como para la cría y crecimiento de las tortugas en terrarios, además de productos de alimentación específicos.

Los agentes constataron que el propietario del inmueble carecía de las autorizaciones exigidas para llevar a cabo este tipo de actividad comercial.

El propietario del inmueble –español y de 48 años– ha sido detenido como presunto autor de delito de delito de tráfico ilegal de especies protegidas.

Las 89 tortugas vivas incautadas permanecen depositadas en el domicilio investigado a disposición de la autoridad judicial competente.

El arrestado, los animales y los elementos incautados, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de San Javier.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos