Alumnos de Arquitectura de la UPCT reinventan El Mojón, la colonia San Esteban y La Curva

Imágenes digitales de los diseños de pérgolas para la explanada de Lo Pagán./
Imágenes digitales de los diseños de pérgolas para la explanada de Lo Pagán.

Plataformas flotantes en una marina interior, peatonalización y pérgolas son algunas propuestas para la explanada de Lo Pagán

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Lejos de la grandiosidad de los llamados 'starchitecs', los alumnos de dos cursos de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) han aplicado creatividad y sentido común a las necesidades del municipio salinero para proponer el rediseño de espacios más habitables, con zonas de sombra y despejadas de tráfico. En el reto que, a modo de ejercicio puntuable, les ha propuesto el profesor Pedro García Martínez, han imaginado recuperar la línea original de la costa o resolver la escasez de viviendas con alternativas habitacionales para la colonia San Esteban. No se han olvidado de El Mojón, donde levantarían un espacio de celebraciones.

«Por medio de un taller vertical con los alumnos de segundo y quinto curso, tratamos de que aflore la inteligencia colectiva», explica el profesor García Martínez, responsable del proyecto de innovación docente en el que participan otros tres profesores, Martino Peña, Antonio Cerezuela y Montserrat Solano. Los tres escenarios elegidos para que se desarrollen los trabajos académicos han sido consensuados con el Ayuntamiento de San Pedro, cuyo Museo Barón de Benifayó visitaron ayer.

Los alumnos ya han entregado sus proyectos para la explanada de Lo Pagán, sobre los que han imaginado propuestas como la de recuperar el trazado original de la playa, o para generar una pequeña marina interior en la que instalar plataformas flotantes.

Otros alumnos sugieren nuevos trazados peatonales para reducir el tráfico en la avenida de La Romería. Hay opciones que plantean asumir los puestos de venta estivales como conexión de los extremos de los paseos que confluyen en la explanada. Tampoco faltan proyectos que plantean estructuras hinchables que reinterpretan el lenguaje de las atracciones feriales.

«El común objetivo de los alumnos era el de ordenar el espacio en el que se puedan superponer todas las actividades que allí se llevan a cabo, e incluso aumentando su potencial, pero sin perder de vista que el protagonista de todo ha de ser, como en toda buena arquitectura, el ciudadano», explica García Martínez.

Viviendas contemporáneas

En el segundo ejercicio los estudiantes han reflexionado sobre una preocupación generalizada en el entorno urbano: «El hecho de que los jóvenes, para encontrar vivienda tengan que desplazarse a las afueras de la ciudad», comenta el profesor. Los alumnos han trabajado elaborando alternativas habitacionales, adaptadas a los ritmos de vida contemporáneos, en el entorno de la colonia de San Esteban.

Ayer los futuros arquitectos visitaron el tercer emplazamiento en el que van a trabajar, un espacio cercano a la planta desalinizadora de El Mojón y a las salinas, donde deben proyectar un espacio de celebraciones que sirva a su vez para revalorizar el paisaje de este enclave fronterizo entre Alicante y Murcia. «Las arquitecturas propuestas buscarán participar del paisaje que brindan las salinas, las dunas y el Mar Mediterráneo», resalta el docente de la Escuela de Arquitectura y Edificación de la UPCT.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos