La alcaldesa justifica el retraso del Floridablanca porque no había fondos

Asegura que se desmontará antes del verano, aunque falta el permiso definitivo para el proyecto de restauración

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Los cimientos destartalados del Floridablanca se han perpetuado en los últimos siete años en la playa de Lo Pagán porque, a pesar de que el Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar tenía ya en 2011 el permiso del Estado para rehabilitar el balneario centenario, «carecía ya, en ese momento, de financiación, pues el Consistorio no tenía capacidad inversora para asumir dicho proyecto», explica la alcaldesa, Visitación Martínez. Recuerda que el Ayuntamiento «tuvo que devolver la subvención obtenida para tal fin por incumplimiento de plazos por el anterior Gobierno municipal».

Ya en 2015, se plantearon «posibles fórmulas para compatibilizar el uso de museo con otras funciones, con fin de facilitar la inversión privada y desplazarlo unos metros dentro del mar como en sus orígenes», señala la regidora. El Pleno aprobó la compatibilidad de la edificación costera como balneario, restaurante y museo, además de un retranqueo de varios metros para recuperar la zona de playa.

Ha sido a partir de la subvención de 810.000 euros cuando el proyecto ha logrado la viabilidad necesaria, a pesar de que aún falta el resultado del Estudio de Impacto Ambiental y, sobre todo, que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de el visto bueno definitivo al diseño de balneario propuesto por el Ayuntamiento.

La alcaldesa pinatarense prevé que antes del verano se realice el desmontaje de los escombros. Las obras de reconstrucción del balneario comenzarían en otoño si el resto del trámite no presenta nuevas dilaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos