«La salud de Rocío está en riesgo»

Antonio Martínez.
Antonio Martínez. / J. C. / AGM

Los abogados de Antonio 'El Gitano' alertan a la Embajada en Rumanía de que los índices de glucosa de la hija mayor superan los 350 ml

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

«La salud de la menor está en riesgo». Tal es la advertencia que el abogado de Antonio Martínez, conocido como 'El Melonero' y 'El Gitano', acaba de cursar a la Embajada de España en Bucarest (Rumanía) para informar del aparente agravamiento de los problemas de salud de Rocío, la mayor de las dos hijas del antiguo promotor que la justicia ha declarado víctimas de un secuestro internacional de menores.

La niña, de ocho años, está afectada desde hace largo tiempo por una diabetes de tipo 1, lo que la obliga a recibir dosis diarias de insulina y a someterse a revisiones médicas periódicas. Su estado de salud estaba en apariencia perfectamente controlado mientras residía en Murcia, pero los representantes legales de Antonio Martínez consideran que la situación se ha deteriorado desde que su madre decidió, hace ahora dos años, llevárselas a Rumanía sin previo aviso.

La alerta cursada por el abogado Ernesto Moreno, del gabinete Pardo Geijo, no parece arbitraria. El padre de la menor de edad sigue teniendo acceso diario a las determinaciones de glucosa en sangre, pues en apariencia siempre fue la persona que se encargaba de llevarle el control y su exmujer continúa notificándole los resultados.

«Ruego que en la medida de lo posible actúen en defensa de las menores», reclama del embajador

Tal y como se aprecia en los documentos aportados por el antiguo hombre de negocios, y que han sido remitidos a la Embajada, la menor de edad lleva largos días ofreciendo resultados muy elevados, que en ocasiones se sitúan muy por encima de los 300 ml/dl, llegando a alcanzar los 381 ml el 19 de agosto pasado y los 358 ml el día anterior. Aunque las cifras resultan anormalmente elevadas casi todos los días, en esas dos jornadas concretas el índice de glucosa no llegó a bajar en ningún momento de los 194 ml/dl. En el resto de las determinaciones se mantuvo por encima de 237 ml.

«Estando en riesgo la salud de la menor, y viendo claramente cómo Rumanía muestra un descarado interés pro proteger a su ciudadana -la madre de las pequeñas, pese a que la justicia española y la rumana han reconocido que las sustrajo ilegalmente-, ruego que en la medida de lo posible actúen en defensa de las niñas», recoge la misiva remitida por el letrado murciano al organismo diplomático español.

Recuerda además que «los instrumentos judiciales de ambos países prevén la adopción, de oficio, de medidas de protección de los menores», y reclama expresamente «la intervención pública para garantizar, no ya que dos ciudadanas españolas sean protegidas, sino que además se trata de dos menores, una de ellas con graves problemas de salud».

Riesgo de crisis aguda

Un especialista en endocrinología consultado por 'La Verdad' confirmó ayer que niveles muy elevados de glucosa pueden acabar generando problemas de salud a largo plazo, aunque tampoco se puede descartar que pudiera producirse un problema agudo puntual, que incluso requeriría de tratamiento hospitalario.

Se refería con ello a la probabilidad de que se produjera una cetoacidosis, que ocurre cuando las células del organismo no pueden quemar azúcar y empiezan a 'alimentarse' de las grasas, produciendo altos niveles de acetona. Esta situación se traduce en náuseas, vómitos y dolores abdominales, entre otros síntomas, que se suelen solucionar mediante la administración de insulina intravenosa y suero.

Sin entrar en el caso específico de la hija de Antonio Martínez, el endocrino reconoció que unos elevados índices de glucosa a lo largo de varios días evidencian que se está llevando «un deficiente control» de la diabetes, ya que es posible reducirlos con un simple aumento de las unidades de insulina.

Lucha sin cuartel

Antonio Martínez lleva dos años de intensa lucha para recuperar a sus hijas y, aunque la justicia española y rumana ya han declarado que la madre se las llevó ilegalmente a Rumanía, no ha logrado por el momento traérselas a España.

Más información

Fotos

Vídeos