Salud Pública creará escuelas de padres en los colegios para fomentar la prevención

Las ampas podrán solicitar subvenciones de hasta 1.000 euros para formación en hábitos de vida saludable

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

Las asociaciones de madres y padres (ampas) podrán crear escuelas de salud en colegios e institutos para formar a las familias en hábitos de vida saludable, alimentación equilibrada, prevención de drogodependencias, salud mental y educación sexual, entre otros muchos aspectos. La Consejería de Salud concederá subvenciones de hasta mil euros a las ampas para que puedan desarrollar estos proyectos. En total, se repartirán 30.000 euros.

Las escuelas de madres y padres se pondrán en marcha este curso académico, según las previsiones del director general de Salud Pública, José Carlos Vicente. Esta iniciativa fue seleccionada como «prioritaria» por los ciudadanos dentro del proceso de presupuestos participativos de 2017.

Higiene y cuidados personales
Salud bucodental.
Promoción de la seguridad y prevención de accidentes
Educación vial
Educación para el consumo
Influencia de los medios de comunicación de masas.
Salud mental
Conocimiento de uno mismo y relaciones sociales. Autoestima, asertividad, habilidades sociales, toma de decisiones, resolución de conflictos, comunicación.
Prevención de drogodependencias
Alcohol, tabaco, nuevas tecnologías.
Actividad física
Ocio y tiempo libre.
Otros temas de promoción de la salud que puedan ser de interés para mejorar la salud y los estilos de vida de la comunidad educativa
Coeducación (educación en igualdad de género) y equidad en salud.

Las consejerías de Salud y Educación desarrollan desde el año 2005 el Plan de Educación para la Salud en la Escuela, enfocado a la prevención y la promoción de hábitos saludables en las aulas. En este curso, son 83 los centros que participan en este programa. Las escuelas de madres y padres suponen ir un paso más allá, con el objetivo de formar a toda la familia y no sólo a los alumnos. «Los niños y las niñas han de ser los primeros beneficiados de las estrategias» del Plan para la Salud en la Escuela, «pero si se deja de lado su contexto familiar, comunitario y social, no todas las intervenciones tendrán los resultados y el impacto esperado», se subraya en la Orden de la Consejería que regulará estas escuelas de las ampas, y que será aprobada en las próximas semanas.

La Consejería espera que la iniciativa pueda desarrollarse en al menos 50 o 60 centros este curso escolar

«Una etapa clave»

La infancia es «una etapa clave en la promoción de la salud y la prevención de conductas de riesgo». La edad escolar es «el mejor momento para impulsar la adquisición de estilos de vida saludables». Pero para que los niños tomen conciencia no basta con que se les eduque en el aula. Si en casa ven comportamientos contrarios, es difícil que la educación para la salud tenga éxito. Y si, por el contrario, los padres son los primeros en abandonar el sedentarismo y la mala alimentación, la familia entera se beneficiará de una mejor salud.

Las ampas interesadas en crear en su centro una escuela de este tipo tendrán que presentar un proyecto, que será evaluado por una comisión formada por el director general de Salud Pública, dos funcionarios de la Consejería de Salud y otros dos de la Consejería de Educación. Se premiará la perspectiva de género, así como la implicación del centro de salud de la zona y del Ayuntamiento. La convocatoria se publicará próximamente en el Boletín Oficial de la Región (BORM).

Adicción a nuevas tecnologías

Las ampas podrán tratar todo tipo de asuntos relacionados con la salud en las familias. Desde higiene, cuidados personales y salud bucodental a la mejora de la alimentación y nutrición. También la promoción de la seguridad vial y la prevención de accidentes, la educación para un consumo responsable y la prevención de drogodependencias. En este capítulo se contempla, además de la concienciación contra el tabaquismo y el consumo de alcohol, la formación para hacer frente a los riesgos de adicción a nuevas tecnologías, un problema cada vez más presente en las aulas y los hogares.

La salud mental es otro campo a abordar. Se podrán organizar talleres y cursos sobre autoestima, asertividad, habilidades sociales, toma de decisiones, resolución de conflictos, relaciones sociales y comunicación en la familia y en la relación con los hijos. Sin olvidar la importancia de la educación sexual y afectiva ni de la promoción de la actividad física.

Con los 30.000 euros previstos, la Consejería espera poder subvencionar al menos unas 50 o 60 escuelas de madres y padres por toda la Región. La iniciativa ya se desarrolló hace algunos años, aunque con menor presupuesto. Ahora, se retoma con la idea de que sea permanente y contribuya a mejorar la salud de toda la familia.

«Se trata de dar herramientas para toda la familia»

Las escuelas de salud de madres y padres de las ampas ofrecerán «herramientas» para que toda la familia pueda mejorar sus hábitos de vida y prevenir la obesidad, el sedentarismo, el colesterol, los problemas de salud mental o la diabetes. «No sólo los hijos, también los padres», recalca el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente. De esta forma, se refuerza la concienciación que ya se lleva a cabo en las aulas a través del Plan de Educación para la Salud en la Escuela.

Fotos

Vídeos