Salud carece desde 2010 de plan regional sobre drogas

Dos agentes advierten en un aula sobre las consecuencias de las drogas en una imagen de archivo. /LVGráfico
Dos agentes advierten en un aula sobre las consecuencias de las drogas en una imagen de archivo. / LV

Un borrador, que permanece desde 2016 en un cajón, apuesta por prevenir el consumo entre los conductores y la adicción tecnológica

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

La Comunidad carece de un plan regional sobre drogas desde hace ocho años, cuando expiró el diseñado para el periodo 2007-2010. La tramitación de un nuevo plan, que debía abarcar en un principio el periodo 2015-2020, no solo ha sido extraordinariamente lenta, sino que el borrador definitivo elaborado por los técnicos lleva en un cajón desde marzo de 2016 sin que se haya cumplido el último trámite: llevarlo a la Asamblea Regional para su aprobación. Ello impide la puesta en marcha de las nuevas estrategias previstas en el documento, que van desde la prevención de las adicciones tecnológicas en jóvenes a programas específicos para abordar el problema del botellón, pasando por más contenidos sobre los riesgos de las drogas en las actividades de educación vial.

El borrador del plan, al que ha tenido acceso 'La Verdad', prevé en total una inversión de 3,1 millones de euros, una cantidad destinada a la contratación de profesionales y a la elaboración de nuevos materiales. Se aboga por el diseño de una «estrategia regional para el abordaje del tabaquismo» y de otra estrategia para hacer frente «al consumo de alcohol en lugares públicos» y, muy especialmente, por parte de menores. Se propone la creación de una cátedra universitaria para la investigación y el análisis del problema de las adicciones en la Región, y también se apuesta por elaborar un «mapa de riesgos» a partir de los datos de consumo por edades, sexo y perfil socioeconómico en todos los municipios de la comunidad.

Mapa de riesgos
A partir de los datos de consumo en cada localidad, recopilados por sexo, edades y situación socioeconómica, se propone delimitar los niveles de riesgo por áreas de salud.
Educación vial
Incluir nuevos contenidos sobre los riesgos del consumo de drogas y alcohol en la formación que ofrecen las autoescuelas y los centros de reconocimiento de conductores.
Programa de reducción del daño en opiáceos
Evaluación y control de los servicios que ofrecen tratamiento con opiáceos en el SMS, con un registro de casos.

Opioides y anabolizantes

Asimismo, se establece la elaboración de informes, estudios y protocolos «para la intervención en problemas emergentes, tales como el consumo inadecuado de opioides, anabolizantes y otras sustancias psicoactivas, así como de otras sustancias que se comercializan a través de internet». En definitiva, toda una batería de actuaciones que fueron perfiladas hace ya dos años y que permanecen bloqueadas porque el documento no ha sido remitido a la Asamblea.

El PSOE pide explicaciones al consejero por el retraso en la aprobación del documento

Villegas se compromete a empezar a aplicar las nuevas estrategias antes del final de la legislatura

La diputada del PSOE Consuelo Cano pidió ayer explicaciones al consejero de Salud, Manuel Villegas, por esta situación. «No alcanzamos a entender que una vez realizado, redactado y consultado, el plan haya sido relegado al fondo del cajón», lamentó Cano en la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Asamblea. «Estamos en la rueda de un hámster, nunca se concreta nada; ni el plan de adicciones, ni el de salud mental. Nos movemos por inercias, todo se posterga», criticó.

El consejero se comprometió a publicar el plan antes del final de la legislatura (por tanto, antes de mayo de 2019). Justificó el retraso en la necesidad de adaptar el borrador a la nueva Estrategia Nacional contra las adicciones, aprobada el pasado mes de octubre para el periodo 2017-2024. Esta labor de adaptación «se ha ido haciendo en paralelo mientras avanzaban las comisiones del Ministerio en las que participábamos», explicaron fuentes de la Consejería. Ahora solo quedaría ultimar el borrador, añadieron. Esta adecuación a la estrategia nacional puede justificar un nuevo aplazamiento, pero no la gran demora acumulada. Desde que expiró el anterior plan, en 2010, el Consejo de Gobierno tardó dos años en encargar a la Consejería un nuevo proyecto regional sobre adicciones. Después, el documento base no estuvo listo hasta 2014. Finalmente, la fase de participación con expertos, organizaciones sociales e instituciones se alargó hasta septiembre de 2015. El texto final se cerró en marzo de 2016, según consta en el propio documento. Desde entonces, el plan ha estado en vía muerta.

La diputada Consuelo Cano preguntó también ayer al consejero por la destitución, el pasado mes de agosto, del Coordinador Regional sobre Drogas, Juan Jiménez. Desde entonces, esta figura ha desaparecido. La Consejería explica que se ha creado una Subdirección General de Salud Pública y Adicciones, que ocupa Salvador Muñoz. Las competencias sobre drogodependencias han quedado distribuidas entre el Servicio de Epidemiología y el de Prevención y Promoción para la Salud.

Incumplimientos del anterior

El retraso en la aprobación del documento no solo ha impedido la puesta en marcha de nuevas estrategias, sino también conocer hasta ahora los resultados del plan anterior, más bien pobres en algunos aspectos. Así, en el ámbito sanitario apenas se cumplió el 33% de los objetivos planteados. Sigue siendo asignatura pendiente «la prevención del consumo temprano de bebidas alcohólicas y otras drogas en hijos de padres alcohólicos y/o drogodependientes». También es necesario, señalan los técnicos, una mejor coordinación con Salud Mental y la colaboración entre instituciones, «compleja de articular». Como aspecto a mejorar se apunta, asimismo, a la «identificación de los sectores de la población laboral más vulnerables».

El documento propone programas y acciones específicas dirigidas a «inmigrantes, policía y conductores», así como una estrategia regional para abordar la adicciones por uso de nuevas tecnologías entre la población joven, desde los juegos de azar 'online' a los videojuegos.

Más

Temas

Droga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos