Un salmueroducto diseñado para contaminar la laguna

Salmueroducto desmontado./Vicente Vicéns / AGM
Salmueroducto desmontado. / Vicente Vicéns / AGM

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) construyó años atrás una infraestructura consistente en un salmueroducto y dos estaciones de bombeo, que en teoría estaban llamados a recoger los vertidos de las desaladoras de los agricultores y conducirlos hasta la desalobradora de El Mojón, en San Pedro del Pinatar, para su tratamiento. Sin embargo, esa cara infraestructura, que supuso una inversión de cerca de 48 millones de euros, prácticamente no llegó a funcionar, lo que motivó que todos los rechazos contaminantes siguieran yendo a parar al Mar Menor.

Pero la realidad, según el fiscal, podría ser bien diferente a la versión que se ha difundido. Según sostiene en su denuncia, las dos estaciones de bombeo no estaban pensadas para recoger la salmuera de las desaladoras ilegales ni la que bajaba por la rambla del Albujón, sino solo para captar el drenaje del acuífero subterráneo.

El hecho de que nunca llegara a construirse una conexión entre el mencionado salmueroducto y la estación de bombeo parece insistir en la idea de que «esa infraestructura se planeó, desde el principio, para que saliese directamente ese vertido al Mar Menor». Es decir, que lo único que se habría hecho es contribuir a lanzar directamente la salmuera a la laguna.

La Fiscalía no deja de sorprenderse por el «caos» que bordea toda la situación actual de esa infraestructura, ya que la titularidad parece corresponder a la CHS, pero ninguna administración se responsabiliza de su mantenimiento. Curiosamente, respecto de esta infraestructura fue la Consejería la que instó a la CHS para que dejara de verter directamente la salmuera a la laguna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos