La sala, asignatura pendiente

SERGIO GALLEGOMURCIA

La Mesa del Turismo, formada por todas las asociaciones gastronómicas de la Región y por algunos expertos independientes, vio con muy buenos ojos estas medidas, pero sumaron algunas más sobre las que la Consejería se ha puesto ya a trabajar para incorporarlas al plan de 2018.

Principalmente, el guante lanzado por el sector al consejero de Turismo, Javier Celdrán, está basado en la mejora del servicio de sala. Si el nivel de cocineros, de estudiantes, de formadores y de empresarios ha dado lugar a un gran servicio de cocina, la distancia entre el servicio de sala y el de cocina cada vez es más amplio, por lo que cuesta mucho más encontrar profesionales de sala convenientemente cualificados. Para ello, se va a trabajar en formación y en un manual de sala que guíe a los profesionales del sector a cumplir ciertos parámetros.

Por otro lado, los expertos también reclamaron más infraestructuras hosteleras para disfrutar de algunos eventos culinarios que se celebran en ciudades como Yecla o Jumilla y que no terminan de enamorar al público por las dificultades para encontrar hospedaje. Del mismo modo, abogaron por erradicar, en la medida de lo posible, el 'feismo' de algunos pueblos a la hora de construir o de terminar sus fachadas y, una última medida bastante extendida en el gremio, basada en la colaboración entre productores y restaurantes con el fin de vincular el producto de la tierra con la calidad. Dicho de otra forma: se premiará a los restaurantes que muestren el orgullo de los productos de la Región frente a los que no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos