«Saco tanta vitalidad de mi abuela Pepa, la de la acequia, que en paz descanse»

La Loli./
La Loli.

'La Loli' nos cuenta sus inicios en el mundo de la música tras su paso por 'Got Talent'

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Se hace llamar 'La Loli', a secas, sin aportar, por más que se lo demanden, otro nombre y apellido. Y lo cierto es que esta joven de Javalí Viejo, en Murcia, se confunde a cada instante con el personaje que ha ido perfeccionando desde aquel día en que vio a Concha Velasco cantando su 'Mamá, quiero ser artista'. En las últimas semanas se ha convertido en una de las revelaciones del programa televisivo 'Got Talent', donde el próximo 14 de marzo disputará la semifinal. Y lo hará mientras prepara un primer 'single', abanderando su lema, que ya ha despertado no pocas sonrisas, cuando no carcajadas, en las redes sociales: «Hay que vivir con 'to' el 'shishi'».

-Asegura que hay que vivir con 'to' el 'shishi'. ¿Eso cómo se hace, a ver?

-Una de mis próximas canciones se llama 'La vida es un biruji', y es que la vida es eso, un escalofrío. No nos damos cuenta y ya nos hemos marchado. En ocasiones, la vida te manda cosas que crees que no estás preparado para superar, pero ¿y qué podemos hacer frente a eso? Nada, así que como digo en esta canción: «Ya que lo tienes que pasar, mejor que sea bien que mal». Es por eso que hay que vivir con 'tó' el 'shishi'! Siempre 'palante', luchando frente a todo y con la mejor actitud y optimismo posible. Por experiencia sé que la actitud te lleva a donde quieras. Como no tenemos más remedio, mejor pasarlo riendo que llorando. ¡Y qué mejor remedio que mis vídeos!

-¿Cuándo supo que sería artista?

-Tenía 8 años y vi bajar a Concha Velasco por las escaleras de 'Sorpresa, sorpresa'. En ese momento lo supe. Fue un 'Mamá, quiero ser artista' en toda regla. Me he criado con mi abuela Pepa y ella me enseñó lo mejor de la música y el cine español. ¡Ay, mi querido Manolo Escobar!

-Y empezó por colgar vídeos en internet. ¿Cómo se le ocurrió?

-Gracias a Miguel 'El Sevilla' y Los Mojinos Escocíos. Vinieron a cantar a Javalí Viejo y nos conocimos. Me propusieron protagonizar su videoclip de 'Caroline' y me regalaron una cámara para que empezase a subir vídeos y a compartir mi alegría en internet. ¡Y desde entonces!

-¿Considera que los murcianos son gente divertida?

-Muchísimo. No he conocido naturalidad y desparpajo como el nuestro. El compromiso del ocio en nuestras vidas está muy presente y eso es algo que nos hace especiales. Hoy en día, la gente solo piensa en trabajar. La guasa que tenemos es muy peculiar. La concepción que tienen de nosotros es muy alejada a la realidad. Somos mucho más que un 'acho' y 'pijo' y voy a luchar por dar visibilidad a ese salero oculto que atesoramos.

-¿Cómo está siendo su paso por el programa 'Got Talent'?

-¡Estoy que se me sale el 'shishi' de la emoción! Estoy recibiendo muchísimo cariño y, sobre todo, mensajes de agradecimiento por haber conseguido sacarles una sonrisa. La televisión siempre ha sido mi sueño y poder estar presente en el concurso de talentos más importante de este país es una oportunidad increíble.

-¿Qué otros proyectos lleva entre manos en la actualidad?

-Ahora estoy centrada en la promoción del primer single, #MeTienesEnElBote, que presenté en el programa y que ha producido nada más y nada menos que 'Kitflus', el productor de Serrat. Estoy trabajando mucho en la semifinal y espero poder cantar aquí, en nuestra tierra.

-¿De dónde saca tanta vitalidad?

-De mi abuela Pepa, la de la acequia, en paz descanse, de la que he heredado el salero y la locura. Y de mis padres, quienes me enseñaron a luchar como único método de vida. Durante años sufrimos problemas de salud muy delicados y su fortaleza y superación me hicieron comprender que estamos aquí para disfrutar el momento y valorar las pequeñas cosas.

-¿Qué le desagrada y qué le emociona de verdad?

-Odio los prejuicios, ese afán por prejuzgar sin conocer. Es algo que he vivido en mi piel. Por mi manera de vestir, mi manera de expresarme o mis colores siempre ha habido alguien que se ha tomado la licencia de opinar sin saber. Vivimos en un país donde nos importa demasiado el otro. Pero entonces llega alguien, te mira a los ojos y te agradece que le hayas hecho pasar un buen momento y todo cobra sentido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos