El «rodillo» PP-Cs deja a la oposición sin opciones de variar los Presupuestos

Diputados debatiendo las enmiendas parciales, en la Comisión de Economía de la Asamblea./Antonio Gil / AGM
Diputados debatiendo las enmiendas parciales, en la Comisión de Economía de la Asamblea. / Antonio Gil / AGM

El pacto de los partidos de centroderecha se impone en la Asamblea para rechazar las 206 enmiendas parciales de PSOE y Podemos a las cuentas de 2018

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

Los partidos de izquierdas no tendrán posibilidad de introducir ni un solo euro en el proyecto de ley de Presupuestos para 2018 que ha elaborado el Gobierno regional, defiende el Partido Popular y apoya Ciudadanos. Por eso, PSOE y Podemos denunciaron ayer, en la primera de las dos jornadas de debate de las enmiendas parciales, celebrada en la Asamblea, el «rodillo ciego» de ambos partidos de centroderecha para evitar que prosperen algunas de sus propuestas. El diputado socialista Ángel Rafael Martínez lamentó el rechazo por sistema de cualquier idea sin más criterio que «el del pacto de las migajas con que han impedido el verdadero debate de estas cuentas y sin darnos la más mínima oportunidad». El portavoz de Podemos, Óscar Urralburu, se sumó a las críticas: «El presupuesto no recoge los intereses de la mayoría social de la Región. Vuelve a negarnos el futuro». PP y Cs no lo entienden así.

Entre las enmiendas socialistas rechazadas en la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuesto de la Asamblea destacan una para poner en marcha la ley de Vivienda; otra para la realización de un plan director de carreteras y la que pide reforzar el Consorcio de Extinción de Incendios. PP y Cs frenaron cambios presupuestarios para mejorar centros de salud y hospitales, con el del Rosell de Cartagena como prioridad, «para que sea un hospital al cien por cien», dijo Martínez. En el PSOE también consideran injusto el rechazo de las enmiendas dirigidas a mejorar la financiación de los municipios.

Martínez (PSOE) critica que el «pacto de las migajas impide el verdadero debate de estas cuentas». Los populares acusan a los partidos de izquierdas de llevar al Parlamento «un copia y pega» de otros años

Sin oficina antifraude

Urralburu consideró «especialmente doloroso» el frenazo a su propuesta de dotar presupuestariamente la creación en La Arrixaca de un laboratorio de fecundación in vitro, para reducir el coste y aligerar plazos de los tratamientos de parejas. Aunque se mostró especialmente molesto por el freno a su propuesta de crear una oficina antifraude en la Comunidad. En su opinión, PP y Cs quieren que «todo siga igual. Tienen suficiente con dar de comer a sus redes clientelares». Ese partido presentó 99 enmiendas al proyecto de presupuestos: 81 a partidas de consejerías y 18 al articulado. Los socialistas tramitaron 107 (62 y 45, respectivamente). A falta de que hoy se debatan y voten las presentadas a las cuentas de las consejerías de Familia y Cultura, no está previsto que alguna pueda prosperar.

«El trabajo de los grupos parlamentarios de PSOE y Podemos ha sido escaso, con un corta y pega de las enmiendas del Presupuesto de 2017 utilizando plantillas», descalificó el diputado popular Miguel Cascales. Para rechazar todas las aportaciones de los partidos de izquierdas, Cascales se refirió a que muchas de ellas ya están recogidas en el proyecto de ley, y citó las aportaciones previstas para las organizaciones no gubernamentales (ONG) como ejemplo de aportación de los presupuestos participativos. Se refirió, además, a la «incongruencia» de que Podemos quiera disminuir partidas para publicidad y en cambio solicite 3.000 euros a atenciones protocolarias a una representante del pueblo saharaui.

Además, Cascales aseguró que Podemos planteó eliminar el proyecto de la zona de actividades logísticas (ZAL) en Murcia y garantizó que el Ejecutivo regional ya trabaja en el desarrollo reglamentario de la Ley de Vivienda. El resto de partidas cuestionadas por la oposición fueron elogiadas por otros diputados populares, quienes coincidieron en que el «Gobierno regional ha traído unos buenos presupuestos».

Cs y «los Reyes Magos»

A falta de mayoría absoluta del PP, la clave para que el PP salve sus presupuestos está en el apoyo de Ciudadanos. Ante las críticas de Urralburu y de Martínez al colaboracionismo de ese partido, el diputado Luis Fernández destacó que ni «Podemos ni PSOE han querido negociar los Presupuestos» con los populares. Ahora, asume el apoyo a las cuentas adquirido tras ver reconocidas unas aportaciones que suman 175 millones de euros en un proyecto de ley que establece como límite de gasto 4.544 millones.

Fernández admitió que quizás las cuentas elaboradas por el Ejecutivo de Fernando López Miras «no sean las mejores». Pero pidió a los partidos de izquierdas que establezcan cauces de negociación previos a la tramitación parlamentaria de los presupuestos. «Esto no son los Reyes Magos para pedir», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos