Roberto García comunica a su agrupación que se integra en la candidatura de Veracruz

Roberto García y María González Veracruz.
Roberto García y María González Veracruz. / LV

«Es hora de unir el partido y María González es la persona más indicada para hacerlo», declara el exalcalde de Beniel

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJOMurcia

Desde hace semanas se daba por hecho en el PSOE, pero anoche se convirtió en oficial. El exalcalde de Beniel, Roberto García,no volverá a pelear por la secretaría general del partido y une sus fuerzas a la candidatura de la diputada nacional María González Veracruz. Así se lo comunicó ayer a su agrupación, que celebró una asamblea extraordinaria y de la que García recibió un apoyo total.

«Es el momento de acabar con las peleas internas y no propiciar más divisiones, es hora de unir el partido y María González representa un proyecto colectivo y es la persona más indicada para hacerlo», declaró Roberto García a 'La Verdad'.

El abogado y exalcalde aseguró que no hay ningún compromiso de cargos en la futura dirección socialista, en el caso de que la diputada gane las primarias. «El único compromiso es el de trabajar en el mismo proyecto para tratar de llegar a las elecciones de 2019 en las mejores condiciones posibles», agregó García, quien desmintió que Veracruz le haya prometido la vicesecretaría general a cambio de su apoyo, como se ha rumoreado en el partido.

Una larga pugna

El ex primer edil de Beniel pone fin, de esta forma, a su larga pugna por liderar a los socialistas murcianos, que se ha extendido durante años. En el anterior congreso regional, en 2012, García se enfrentó por la secretaría general a Rafael González Tovar, y la perdió por tan solo cinco votos. Dos años después también volvió a disputar al mismo rival la candidatura a las elecciones autonómicas de 2015, y volvió a perder.

Durante estos años, junto con buena parte de las agrupaciones que le apoyaron, se ha mantenido en la oposición dentro del partido y ha protagonizado agrias polémicas con el secretario general, de modo que al convocarse el nuevo congreso volvió a meditar presentarse a las primarias. Sin embargo, una parte importante del colectivo que le respaldó durante este tiempo, liderada por el ex secretario general Ramón Ortiz, le retiró su favor y decidió apostar por el pedáneo de El Raal, Francisco Lucas, como candidato a la secretaría general.

Aun con los apoyos mermados, Roberto García conserva adhesiones en agrupaciones de Murcia y de varios municipios más y dirige una de las principales organizaciones locales del partido, Beniel, que cuenta con 124 militantes.

No obstante, fuentes del partido consideran que estas fuerzas podrían agrietarse por el hecho de que haya terminado por aliarse con la hija de quien ha sido su adversario durante los últimos años. Él no lo considera así. «Con todos los que he hablado lo han entendido. Los que antes se pelearon se pueden unir si se antepone la responsabilidad y el bien del partido al interés personal. Y de eso es de lo que se trata, de crear el mejor proyecto con los mejores hombres y mujeres que haya dentro del PSOE. Solo así podremos ganar al PP dentro de dos años», reflexiona el exalcalde de Beniel.

García también ha mantenido contactos previos con Diego Conesa, otro de los aspirantes a la secretaría general, pero insiste en que con quien mejor se entendió, desde un principio, fue con María González Veracruz. «Por su experiencia tanto institucional como orgánica, es la que puede aportar lo que el partido necesita ahora», asegura.

Fotos

Vídeos