Las reservas en los hoteles caen del 95% al 70% por el mal tiempo

Unos turistas salen abrigados del hotel Entremares en La Manga del Mar Menor, ayer. / pedro martínez / agm
Unos turistas salen abrigados del hotel Entremares en La Manga del Mar Menor, ayer. / pedro martínez / agm

Los ayuntamientos confían en que los establecimientos repunten la ocupación a partir de mañana

ALEXIA SALAS y JUAN RUIZ PALACIOS

Las fuertes rachas de viento en la Región y la caída de las temperaturas en los últimos días han propiciado que muchos turistas anulen sus plazas hoteleras a última hora en los municipios costeros, donde las reservas han pasado del 95% al 70%. «Las previsiones hace quince días eran de un 95%, pero con el viento se han producido bajas y la gente ha decidido anular las reservas, quedándose los hoteles con el 75% de las reservas. Así me lo han confirmado los hosteleros», afirma el concejal de Turismo de Águilas, Ginés Desiderio Navarro. «A partir del Lunes Santo esperamos que las previsiones vuelvan a subir, porque es una pena que los fenómenos meteorológicos hayan fastidiado el fin de semana», añade Navarro.

Pero la situación no es muy distinta en Mazarrón, donde las previsiones han pasado del 90% al 70%. Desde el Consistorio también achacan la bajada a los episodios de viento y a las bajas temperaturas de los últimos días. «Creemos que el próximo fin de semana podemos llegar a un 100% de ocupación hotelera, porque las previsiones eran mejor que el año pasado», afirman desde la alcaldía. «Esta bajada se ha notado más en apartamentos y cámpings que en hoteles», matizan.

Un 20% de cancelaciones

Sin embargo, los hoteleros no se muestran muy optimistas. El gerente del hotel Playasol, Francisco García, asegura que «los episodios de viento y la imprevisibilidad del tiempo han hecho que la gente anule sus reservas y que se tiren para atrás. Se han producido un 20% de cancelaciones, más o menos», puntualiza. «Nosotros estamos en un 75%», añade Francisco García.

En el Mar Menor, los hoteleros temen que el empeoramiento del tiempo haya ido minando las intenciones de viajar a la playa de las familias, que podrían cambiar de planes este fin de semana ante la nueva borrasca de lluvias y viento que recorre casi todo el territorio nacional. «Ante unas perspectivas de mal tiempo, difícilmente reservarán un hotel en la playa», opinan en la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos de la Costa Cálida, Hostetur.

En estas fechas todavía hay turistas del Imserso, que paliarán en parte el descenso de clientes

No se les escapa que «las estaciones de esquí y los hoteles de las ciudades están llenos, por lo que las previsiones de ocupación en la costa son bajas». La única posibilidad de acercarse a los buenos resultados turísticos de la Semana Santa del pasado año son «que el martes mejore el tiempo y lleguen clientes de última hora, aunque tampoco resolverá mucho», explican en Hostetur, conscientes de que «siempre que la Semana Santa cae en marzo hay muchas probabilidades de mal tiempo».

En estas fechas aún cuentan con los turistas del Imserso, que paliarán en parte el bajón de clientes, aunque Hostetur aclara que las cifras de ocupación pueden resultar engañosas, ya que la reapertura del hotel Doblemar, con un millar de camas, ha aumentado la capacidad hotelera de La Manga, a pesar de que Los Delfines permanece cerrado (300 camas). El alquiler de apartamentos turísticos será «residual», según Hostetur, ya que «a las familias no les apetece este tipo de alojamiento para cuatro días y prefieren un hotel».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos