Las reservas para celebrar la Nochevieja ya copan el 70% de las plazas disponibles

Participantes en la fiesta organizada por el Ayuntamiento de Murcia con motivo de la Nochevieja, el año pasado, en la plaza de Santo Domingo./Edu Botella / AGM
Participantes en la fiesta organizada por el Ayuntamiento de Murcia con motivo de la Nochevieja, el año pasado, en la plaza de Santo Domingo. / Edu Botella / AGM

Algunos cotillones, fiestas, hoteles, casas rurales y salones de alquiler colgarán en pocos días el cartel de 'No hay entradas'

ANTONIO BOTÍASMURCIA

Muchos murcianos podrán elegir qué vestirán en Nochevieja, cuál será el menú de sus cenas e incluso a qué ritmo comerán o se atragantarán con las uvas. Pero muy pocos, si no han sido previsores, elegirán el lugar donde escucharán las campanadas. Porque las reservas se han disparado hasta el extremo de que la ocupación en hoteles, grandes fiestas y cotillones, incluso en casas rurales y salones de alquiler, ya superan, a más de un mes de fecha tan señalada, el 70% de la oferta media disponible en la Región.

No extraña, por tanto, que la frase más repetida estos días cuando alguien se interesa por reservar es la que reproduce Beatriz Villalonga, del Thalasia Hotel, en San Pedro del Pinatar: «Apresúrese. Nos quedan pocas plazas». De hecho, las tres cuartas partes de sus habitaciones para la cena de gala y el cotillón ya tienen nombre. En unos días, advierte, «no quedará ni una cama».

Lo mismo sucede en el Hotel Playa Grande, en Mazarrón, donde el 70% está cubierto. O en zonas de interior, como es el caso del Hotel Spa Executive Sport, en Totana. Nerea del Vals reconoce que se ha superado ese porcentaje, incluso después de anunciar que, en lugar de cena en mesas, se ofrecería un cóctel con un bufé. Al otro extremo de la Región, en el Hotel Príncipe Felipe, en el corazón de La Manga Club, aseguran que, con respecto al año pasado, «vamos en torno al 60% de ocupación». El precio de la gala programada en este establecimiento es de 265 euros por persona, sin alojamiento, y de 299 si se reserva una habitación.

La mayoría de las casas rurales ya han sido reservadas por su capacidad y precio El alquiler de locales para celebrar fiestas en familia o con amigos puede alcanzar los 1.500 euros Algunas entradas casi duplican el precio a medida que se completa el aforo de los locales

Más tarde, más caro

En el otro hotel de cinco estrellas de la Región, el Intercontinental Mar Menor Golf Resort & Spa, han elegido el mundo del circo para ambientar una gala que podrán disfrutar quienes paguen 200 euros. El alojamiento cuesta 80 euros más y la ocupación, como destaca Patricio Salgado, relaciones públicas, quien alerta de que las reservas ya superan también el 60%. Lo mismo que ocurre en el hotel Nelva, en Murcia.

Los cartageneros que no deseen conducir ese día podrán quedarse en otro lugar clásico para celebrar la Nochevieja. Se trata de La Dama, junto a la Alameda de San Antón, donde ofertan un completo menú con cotillón por 75 euros. O solo cotillón por 35. Su propietario adelanta que tiene ya la mitad del aforo completo.

Más

Retrasarse en la reserva también puede salir más caro. Porque, a medida que se agotan, aumentan los precios. En el caso del Goa The Club, en Cartagena. Las primeras entradas se ofrecen por 35 euros con barra libre y 20 euros con dos copas. Pero subirán hasta los 50 y 25 respectivamente a medida que queden menos plazas. Lo mismo sucede en la práctica totalidad de las grandes fiestas convocadas.

Fiestas hasta la bandera

A las cenas familiares o con amigos se suman, como cada año, las ofertas para los jóvenes, otra de las opciones donde los más rezagados encontrarán problemas. Para el cotillón organizado en el centro de ocio Zig Zag, en Murcia, donde los participantes disfrutarán de todas las cafeterías y bares, con distintas músicas y ambientes, solo queda un escaso 20% de las entradas, como destaca Francisco Morales. Es el segundo año que se organiza, con una buena respuesta de público.

Lo mismo ocurrirá en la propuesta de Promenade, en Murcia, donde ya han colgado el cartel de «últimas entradas» para una fiesta que contará con varios ambientes, una gran carpa, equipo de seguridad y sanitario y actuaciones en directo. Entre 60 y 70 euros cuesta el acceso. También es el segundo año que se convoca y, apenas con el boca a boca, se llenará por completo.

La gran demanda justifica que otros lugares donde tradicionalmente se reúnen miles de murcianos para despedir el año retrasen incluso la puesta en venta de sus entradas. Por ejemplo, en el restaurante Rincón Huertano, donde colgaron el pasado miércoles los carteles de otra de las galas más concurridas de la Región.

En la naturaleza

La oferta no solo escasea en hoteles y grandes fiestas. Quienes deseen despedir el año en contacto con la naturaleza también se las verán y desearán para encontrar alojamiento. Así lo asegura Sebastián Navarro, miembro de la Asociación de Empresas de Turismo de Interior de Lorca y Puerto Lumbreras y quien advierte de que «casi todas las casas están reservadas, por no decir todas. Si alguna queda es porque su dueño quiere disfrutarla con la familia y no la alquila».

Sebastián se refiere a la amplia zona que cubre la asociación y que se extiende por parajes como El Campillo, Aguaderas, La Parroquia, Avilés, Coy o Doña Inés. Y lo mismo sucede en otras localizaciones del Noroeste donde, además, el Año Jubilar de Caravaca atraerá a muchos más turistas durante las próximas fiestas navideñas.

Los precios asequibles de los alquileres convierten estas casas en sitios idóneos para despedir el año frente a la chimenea. «Cuestan de media entre 15 y 20 euros por persona. Cualquiera puede acceder a ellas», concluye Sebastián. Si es que las encuentra. La posibilidad de reservar a través de las redes sociales o en páginas especializadas resulta remota. En el caso de milanuncios.com, la mayoría de ofertas para casas rurales incluye una advertencia descorazonadora: «Nochevieja no disponible». Así que, como diría un castizo, ya está usted tardando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos