«Rescatamos a perros de las calles para darles otra oportunidad»

Sonia y Sara Henarejos, junto a Belén Cano./J. Carrión
Sonia y Sara Henarejos, junto a Belén Cano. / J. Carrión

Sonia y Sara Henarejos y Belén Cano son las responsables de SOS Rescue en Murcia

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

No ganan dinero y, en más de una ocasión, incluso les cuesta. Pero su pasión es recuperar perros abandonados de las calles para darles una segunda oportunidad. Forman uno de los ocho equipos que tiene en España la Asociación SOS Rescue, cuyos miembros acuden allí donde se les avise para recoger a los animales, en algunos casos maltratados o perdidos, que más tarde son entregados a protectoras. El equipo está formado por Belén Cano, Sonia y Sara Henarejos. Ellas explican que cada caso donde intervienen es distinto a otro, aunque el procedimiento siempre se repite. Primero, se identifica el animal y, sobre todo, los hábitos que observa. Entonces se valen en gran medida de una jaula trampa donde, una vez capturados, se entregan a las protectoras de animales o a los particulares que les hayan pedido ayuda. Otras veces, incluso, también los acercan al veterinario para que valore su estado de salud.

-¿A qué se dedican ustedes?

-A rescatar animales abandonados, maltratados o perdidos que no se dejan coger por el miedo y la desconfianza hacia el ser humano, ponerlos en manos de protectoras de confianza, rehabilitarlos y darlos en adopción para darles otra oportunidad.

-¿Cómo surgió la idea de crear una asociación de este tipo?

-Surgió hace cuatro años, cuando el fundador rescató al primer animal, un galgo. Lo acogió y lo adoptó, viviendo actualmente en su familia. A raíz de ese momento empezó a rescatar en la calle a diario, formando ocho equipos que somos en la actualidad en toda España con diferentes colaboradores.

-¿Cómo se organizan los rescates?

-Normalmente, nos mandan un mensaje a través de nuestra página en Facebook, SOS Rescue, y se traslada el equipo más cercano. Se establece una serie de criterios, como son que el animal tenga una rutina diaria de ir a comer al mismo sitio y hora, dormir en el mismo lugar o frecuente las mismas zonas. Dependiendo de las características de la zona y del propio animal, llevamos un material u otro, como pueden ser redes, lazos y, sobre todo, una jaula trampa. El animal entra en ella a través de un señuelo (comida o sus cachorros, si ha parido recientemente). Y se le atrapa. Entonces, esperamos a que se tranquilice un poco y se entrega a la protectora o persona que nos haya pedido ayuda.

-¿Qué hacen una vez que han recuperado al animal?

-Lo primero es leer el chip. Desgraciadamente, la mayoría no lo lleva, por lo que no podemos localizar al dueño. Denunciamos ante la Guardia Civil el rescate realizado y el abandono del animal y contactamos con protectoras de nuestra confianza para que se hagan cargo de la adopción del animal. En ocasiones, cuando no hay protectoras libres, hacemos de acogida y llevamos al animal al veterinario a una primera exploración o costeamos una residencia hasta encontrar alguna protectora.

-¿Cuántos rescates han realizado desde que se unieron?

-Llevamos una media de 450 animales rescatados al año entre todos los equipos. El 80% de los casos son galgos y podencos. Los más complicados son aquellos en los que los animales tienen muchísimo miedo y tienden a defenderse atacando. O los rescates numerosos, donde es muy difícil cogerlos a todos a la vez.

-¿Qué sistema utilizan para financiar sus rescates?

-El sistema 'teaming'. Cada persona que apoya esta causa solidaria se une y registra en 'teaming Sos Rescue' y dona un euro al mes. No tenemos ningún tipo de ayuda por parte de las administraciones.

-¿Colaboran ustedes con alguna asociación para desarrollar este trabajo?

-Con asociaciones que luchan con nuestro equipo para terminar con tanto abandono y maltrato animal. Entre ellas figuran Galgos del Sol, Asociación Baasgalgo, Amores Peludos, La prote y el Vagabundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos