El SMS reprogramará en otros hospitales decenas de cirugías

Roque Martínez, director de Asistencia Sanitaria, y Asensio López, ayer./Martínez Bueso
Roque Martínez, director de Asistencia Sanitaria, y Asensio López, ayer. / Martínez Bueso

Salud está a la espera de los resultados de la investigación sobre la muerte de José Manuel González durante la extirpación de un quiste

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

El Servicio Murciano de Salud (SMS) prepara una plan de contingencia para operar en el menor tiempo posible en otros hospitales a las decenas de pacientes que desde ayer se están viendo afectados por la suspensión de sus intervenciones quirúrgicas en la clínica San José de Alcantarilla. Como adelantó 'La Verdad', el SMS tomó el jueves la decisión de anular todas las derivaciones de cirugía a San José mientras se aclaran las circunstancias de la muerte de José Manuel González, un paciente de 29 años que el pasado 9 de febrero fue sometido a una operación ambulatoria, con anestesia local, para la extirpación de un ganglión (un quiste).

El joven sufrió, por motivos que se desconocen, una parada cardiorrespitoria en el quirófano. Fue trasladado a la UCI del Reina Sofía, pero la situación era ya irreversible. Falleció el pasado día 21. La Inspección de la Consejería de Salud abrió una investigación tras producirse los hechos que aún no ha concluido. Por «prudencia», y sin «prejuzgar», se han suspendido todas las derivaciones quirúrgicas hasta que el informe esté concluido. En San José se interviene anualmente a más de 4.000 pacientes de la sanidad pública. En concreto, de las áreas l (La Arrixaca) y VII (Reina Sofía). El SMS aporta a sus cirujanos, mientras los anestesistas y los medios materiales dependen de San José.

El SMS recibió el año pasado ocho quejas de pacientes de la sanidad pública atendidos en la clínica. Una de ellas era relativa a la anestesia recibida durante una intervención. El resto, a problemas con las citas y las agendas. Asensio López subrayó que los centros concertados, entre ellos San José, están «convenientemente acreditados». Desde la clínica no se quiso ayer hacer declaraciones.

María Teresa Martín: «Tiene que haber un control permanente»

La Asociación de Usuarios de la Sanidad recordó ayer que la Consejería «está obligada a comprobar la calidad» de la atención en los centros concertados, así como «los medios de que disponen, y si cumplen con unos criterios adecuados». Esta labor de inspección «debe ser permanente» y no producirse solo cuando ocurre un hecho grave, advirtió María Teresa Martín, presidenta de la asociación. «No es la primera vez que un paciente tiene que salir de una clínica privada en una ambulancia pública y ser ingresado en una UCI de un hospital público», lamentó.

Isabel Montoya: «Hay que exigir la misma calidad»

El Colegio de Médicos y el Sindicato de Médicos (Cems) lamentaron «la falta de transparencia del SMS» y exigieron «los mismos estándares de calidad en centros concertados» que en los públicos. Los conciertos son necesarios, subrayó Isabel Montoya, presidenta del Colegio, pero el problema reside en que «no conocemos en muchas circunstancias cómo son esos conciertos», advirtió. Montoya pidió que los hechos se investiguen hasta el final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos