Renfe remoza los trenes de Cercanías mientras crece el malestar de trabajadores y viajeros

Unos pasajeros toman un Cercanías /Pablo Sánchez/ AGM
Unos pasajeros toman un Cercanías / Pablo Sánchez/ AGM

La operadora destina 7,6 millones a los once automotores, mientras que Adif sostiene que la red de alta velocidad modernizará el servicio

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Mientras que aumentan las protestas de los usuarios y trabajadores, además de los alcaldes, por las deficiencias en el servicio ferroviario de Cercanías, la operadora Renfe está invirtiendo en la actualidad 7,6 millones de euros para mejorar las prestaciones de los once trenes que circulan a diario en las líneas Murcia-Alicante y Murcia-Lorca-Águilas, según informó ayer un portavoz de la compañía.

El dinero se destina a las unidades de la serie 592, con el propósito de reformar el interior de los vagones y de instalar el sistema de seguridad y frenado ASFA digital. Estos trenes de tracción diésel son muy antiguos, y fueron remotorizados en el año 2001. La operadora piensa prolongar el periodo de vida de dichos automotores, a la espera de la modernización del material rodante que se lleve a cabo cuando esté terminada la línea de alta velocidad.

Futura tracción eléctrica

Los comités de empresa de Renfe y Adif han convocado una manifestación el próximo 30 de mayo en Murcia para reclamar un «ferrocarril digno», así como más inversión en las redes convencionales de cercanías y de media y larga distancia.

Responsables de Adif se reunieron ayer en el Ayuntamiento de Totana con representantes municipales y ciudadanos para explicarles las mejoras que conllevará el trazado de la línea Murcia-Almería, integrada en el Corredor Mediterráneo. Adif indicó a través de un comunicado las cuatro ventajas: una reducción de los tiempos del trayecto de Cercanías entre Lorca y Murcia, mayor seguridad en todas las estaciones de la línea en las que se suprimirán los pasos entre andenes existentes, una mayor fiabilidad y confort para los usuarios del tren, y la integración de la estación y el trazado hoy en servicio para usos urbanos.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias precisó que el nuevo trazado permitirá optimizar las velocidades de trayecto, «lo que se traducirá en mejoras para el servicio de Cercanías, que discurrirá por una vía doble electrificada cuando se complete el proyecto». El trayecto entre Murcia y Lorca, actualmente de una hora, se reducirá en un 25%, por lo que se tardarán 45 minutos entre las dos ciudades, añadió. También se renovará todo el material rodante al tener que adaptarlo a la electrificación. «Además, la nueva estación será mucho más segura que la actual porque se suprimen los pasos nivel y quedará integrada en la red de alta velocidad. Con esta propuesta se genera la posibilidad de crear una banda de integración urbana entre la estación actual y la nueva, que podrá aprovecharse para usos ciudadanos», concluyó.

La alcaldesa de Águilas denuncia precariedad y continuos retrasos

La alcaldesa de Águilas, María del Carmen Moreno, del PSOE, denunció la «precariedad» de la línea de trenes de cercanías Murcia-Lorca-Águilas, y criticó los «continuos retrasos» de los convoyes y el mal estado de los vagones. La regidora lamentó ayer las «deficiencias» y la falta de inversiones que afectan a la línea «desde hace décadas, pese a que el servicio es usado diariamente por un gran número de viajeros».

Anunció que el Grupo Parlamentario del PSOE en el Congreso de los Diputados ha registrado dos preguntas al Gobierno interesándose por los plazos en los que tiene previsto el Ejecutivo mejorar la red de cercanías Murcia-Lorca-Águilas y por cómo afectarán a la misma las obras de la línea de alta velocidad.

Temas

Renfe

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos