Publirreportaje

La Región se queda pequeña para el sector ganadero

Patry Bermúdez, gerente de la Feria Ganadera, Industrial y Agroalimentaria SEPOR

La historia del sector ganadero murciano se traza con peldaños de esfuerzo, sacrificio, apuesta, trabajo, adaptación e innovación. Cada paso de esa historia, que es también la de la Región de Murcia, ha merecido la pena y ha dado sus frutos. No siempre lo ha hecho a corto, pero sí a medio y a largo plazo. Las cifras de producción y exportación del sector, tanto de animales vivos como de productos derivados, avalan hoy en día esta afirmación.

El sector primario ha sido y continúa siendo un pilar básico en la economía regional. En los tiempos en los que otros sectores incipientes se movían en las arenas movedizas de los éxitos y los fracasos, el sector agroalimentario murciano no solo se mantenía estable sino que, con paso firme, continuaba avanzando hacia nuevos mercados, explorando las posibilidades de diversificación comercial de sus productos. Una diversificación oportuna a tenor del aumento notable que se ha producido en la demanda internacional.

Los productores murcianos también han querido ser los primeros en aprovechar las oportunidades que brinda el aumento de la demanda de países como Brasil, México, China y Rusia. Y lo hacen no solo aportando más producción, sino además adaptando la existente a las necesidades, hábitos y preferencias de los consumidores de dichos destinos. La venta exterior del porcino español ha aumentado un 68% en volumen y un 84% en valor en los últimos ocho años.

Esa necesidad junto con las ganas del productor murciano por ubicarse entre los primeros profesionales en llenar las despensas internacionales lleva implícita una consecuencia: la Región se queda pequeña para producir, por lo que el sector está emigrando ya a otras provincias para poder aumentar su oferta.

En cincuenta años, SEPOR, la Feria Ganadera, Industrial y Agroalimentaria de Lorca, ha estado al lado de los ganaderos y de todos los profesionales vinculados a esta ancestral actividad. En su cincuenta aniversario, que se conmemorará el próximo mes de noviembre, el certamen va a poner el acento en la mencionada internacionalización, pero también en aspectos como la biodiversidad, la sanidad animal, la alimentación, las patologías y los avances tecnológicos.

Los sectores porcino, caprino, bovino, ovino, vacuno y aviar estarán representados como lo han venido haciendo en cada edición. SEPOR dará respuestas a los ganaderos pero también a los consumidores, destinatarios finales de la cadena productiva que se inicia en las granjas.

Dos características están perfectamente codificadas en el ADN de los productores murcianos. Se trata del ingenio y de la entrega. Son ingeniosos, son trabajadores. SEPOR ha sido testigo desde 1967 de como ambas virtudes les han permitido amainar las peores tormentas y salir ilesos de ellas, por muchas que hayan tenido que aguantar.

Hoy, el sector ganadero regional es muy fuerte y consistente. Hay que seguir apostando por él, buscándole nuevas posibilidades, que las tiene. Muchas de ellas van vinculadas a otro sector importante, como es el turismo.

Hay que tener siempre la mano tendida a los ganaderos y a todos los agentes que de una manera u otra están implicados en el proceso productivo ganadero.

Hay que demostrar a los jóvenes que las explotaciones ganaderas son una oportunidad de vida, que heredar un oficio así no es una carga sino una posibilidad de negocio rentable y estable. En SEPOR lo sabemos, por eso seguiremos dando, como hasta ahora, lo mejor.

Fotos

Vídeos