La Región acogerá 50 ejemplares de nacra rescatados del Mediterráneo

Trabajos de rescate de nacras iniciado por el Ministerio de Medio Ambiente. /MAPAMA
Trabajos de rescate de nacras iniciado por el Ministerio de Medio Ambiente. / MAPAMA

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio ambiente destina casi 500.000 euros a la conservación de esta especie de molusco

E.P.Murcia

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha destinado un total de 491.521 euros al rescate de 215 ejemplares de nacra (Pinna nobilis), un molusco del Mediterráneo que se encuentra en peligro crítico de extinción.

Las actuaciones para su extracción, rescate y conservación será realizada por un equipo de expertos coordinado por el Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR-UCV), que los trasladarán a los centros de recuperación en Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía.

La nacra es un molusco endémico del Mediterráneo que está en peligro crítico de extinción a consecuencia de un episodio de mortalidad masiva que ha provocado un protozoo, que ha afectado a gran parte de los ejemplares existentes.

La situación del molusco se considera "catastrófica" a consecuencia de este protozoo, el Haplosporidio, que está afectando a todas las poblaciones de la especie en el litoral Mediterráneo, excepto en las situadas al norte del delta del Ebro. De momento, se han recuperado 165 nacras del Delta del Ebro (Tarragona) y Portlligat (Gerona). Las cincuenta restantes se extraerán los próximos días.

La actuación del Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina forma parte del proyecto Life IP Intemares, coordinado por el Ministerio.

Los ejemplares rescatados se están trasladando al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de Huelva, que acogerá 50 ejemplares; el Instituto Español de Oceanografía (IEO) de Murcia albergará otros 50; el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA), en Tarragona, se encargará de 100 ejemplares; 10 más irán al Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR), en Calpe, y 5 ejemplares al Oceanográfico, en Valencia.

Con este rescate y mantenimiento de ejemplares sanos se trata no sólo de evitar su infección, sino mantener una especie con una función ecológica básica para la preservación de la biodiversidad, disponer de un reservorio genético de la especie y poder llevar a cabo estudios y desarrollar un futuro programa de cría en cautividad.

La nacra es el molusco endémico del Mediterráneo de mayor tamaño, pudiendo alcanzar una longitud máxima de la concha de 120 centímetros. Se trata de una especie longeva, que puede vivir hasta 50 años y que se ubica principalmente en las praderas de Posidonia oceánica y que puede vivir a 60 metros de profundidad.

Por su tamaño se considera una especie estructurante ya que proporciona nuevos hábitats generando un aumento de la biodiversidad y riqueza específica en los ecosistemas en los que está presente.

La nacra ha sufrido un evento de mortalidad masiva en Almería, Murcia, Torrevieja, Ibiza y Formentera. Este evento de mortalidad masiva se ha ido extendiendo por el Mediterráneo español y en la actualidad afecta a las poblaciones de las costas de Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana e Islas Baleares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos