La Regió de Murcia ha recuperado más del 90% del gasto educativo previo a la crisis

Escolares en un colegio./Efe
Escolares en un colegio. / Efe

La Región se encuentra en un lugar intermedio de esta recuperación en el 'ranking' autonómico y dos puntos por encima de la media nacional, atendiendo a los datos de 2016

AGENCIAS

Cantabria, La Rioja y Andalucía son las comunidades autónomas que más inversión educativa han recuperado si se compara 2009, año de la crisis, con 2016, mientras que Castilla-La Mancha ha sido la que menos y Murcia se sitúa en un lugar intermedio y 2,1 puntos por encima del dato del conjunto de España.

Son datos dados a conocer hoy por la Federación de la Enseñanza de CCOO en su informe 'El gasto público educativo durante la crisis, evolución por comunidades y financiación del Ministerio de Educación'.

No hay que olvidar, destacó Miguel Recio, responsable del Gabinete de Estudios de CC OO, que estamos ante un escenario de «más alumnos, menos recursos y menos equidad» y que la reducción de los fondos destinados a la educación por parte del Ministerio «ha sido ligeramente mayor (3,5 puntos porcentuales) que la media del conjunto de las Administraciones con competencias».

Por comunidades, y tomando de base 100 el año 2009, en 2016 el gasto educativo ha sido mayor en Cantabria (98,6), La Rioja (97,9), Andalucía (97,4), Baleares (94,7) y Extremadura (94,4).

Por contra, las regiones que menos dinero han dedicado a educación en 2016 en comparación a 2009 son: Castilla-La Mancha (78,1), Asturias (86,4) y Comunidad Valenciana (87,4).

Murcia se sitúa en un punto intermedio, con 90,5, dos puntos y medio más que un año antes, en 2015, cuando el índice fue de 88.

No obstante, casi todas las comunidades han mantenido un PIB para educación por encima del destinado por el conjunto del Estado.

Según CCOO, las diferencias territoriales «se han acrecentado con el inicio de la crisis y la llegada al poder (estatal y autonómico) de los gobiernos conservadores», y se ha reducido «desde 2015 con la llegada de los gobiernos progresistas, aportando una cierta equidad y convergencia territorial».

Por otra parte, ha crecido «fuertemente» el gasto privado (de las familias) en educación y se ha incrementado, un 32,3 % en 2015 en relación a 2009.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos