Los regantes se quedan sin agua y preparan ya movilizaciones

Cuenca del trasvase a su paso por Campotéjar. /Guillermo Carrión / AGM
Cuenca del trasvase a su paso por Campotéjar. / Guillermo Carrión / AGM

El Sindicato del Trasvase Tajo-Segura recurre las nuevas tarifas y se enfrenta a un escenario «muy malo» este otoño

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El Sindicato de Regantes del Trasvase Tajo-Segura reunió ayer a los responsables de sus 80 comunidades de la Región de Murcia, Alicante y Almería en una asamblea general extraordinaria donde se palpó el malestar de este colectivo por la falta de recursos hídricos. Su presidente, Lucas Jiménez, informó de que están estudiando próximas movilizaciones, probablemente en diciembre en Madrid, para reclamar agua. «El escenario es muy malo. El acueducto está cerrado desde mayo y aquellas comunidades que tienen agua están agotando los pocos recursos que les quedan de los pozos y de la desalación», indicó. Las acciones de protesta se definirán los próximos días, cuando se sondee a las comunidades de regantes y a los colectivos del Círculo por el Agua.

Los regantes del Trasvase esperan asimismo una respuesta del Ministerio de Agricultura al informe que presentaron para conseguir nuevas transferencias de agua. Por otra parte, han recurrido las tarifas que les obligan a pagar los gastos fijos del acueducto, a razón de un millón de euros por mes. Lucas Jiménez añadió que hay problemas con la concentración de boro del agua desalada que se almacena en el embalse de La Pedrera.

Menos reservas

Los pantanos de la cuenca del Segura cuentan con unas reservas de 162 hectómetros cúbicos, un hectómetro cúbico menos que la semana pasada. Desde el Ministerio de Agricultura indicaron ayer que los pantanos de la cuenca del Segura se encuentran al 14,2% de su capacidad total.

Los embalses disponen de 101 hectómetros cúbicos menos que en la misma fecha de año anterior y 289 hectómetros cúbicos menos que la media que suelen almacenar en esta época del año (451 hectómetros cúbicos). En el conjunto nacional, según el Ministerio, la reserva hidráulica española está al 38,3% de su capacidad total.

Los embalses almacenan actualmente 21.485 hectómetros cúbicos de agua, disminuyendo en la última semana en 301 hectómetros cúbicos (el 0,5% de la capacidad total de los embalses). La sequía mantiene «en alerta» pantanos como el del Ebro. La Confederación Hidrográfica del Ebro alertó ayer de que «presenta las cifras de volumen de agua más bajas de las últimas diez temporadas».

«Ni una gota de agua»

En medio de este panorama, la Federación de Comunidades de Regantes del Tajo (Fertajo) lanzó un comunicando advirtiendo de que «no puede trasvasarse ni una gota de agua». Fertajo mostró su «rotunda oposición» a cualquier trasvase, si antes no se satisfacen las demandas a los usos preexistentes de la propia cuenca del Tajo, y criticó el trasvase de aguas del Tajo al Segura que se produjo el 29 de septiembre.

La federación denunció que, «en gran medida», las necesidades de agua en la cuenca del Segura «se producen al estar incumpliendo sistemática y permanentemente la ley, toda vez que se han venido ampliando y creando nuevos regadíos cuando hay una manifiesta falta de agua».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos