Los regantes logran el apoyo unánime de los ayuntamientos para obtener más agua

Alcaldes y concejales de los municipios de la zona regable, en primera fila de la reunión de ayer en la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena./J. M. Rodríguez / AGM
Alcaldes y concejales de los municipios de la zona regable, en primera fila de la reunión de ayer en la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena. / J. M. Rodríguez / AGM

Todos los alcaldes con regadíos en el Campo de Cartagena y la zona del Mar Menor pedirán trasvases entre cuencas y reactivar la desalación

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

«Agua pasada no mueve molino, pero enseña el camino. Solo debemos mirar atrás para no cometer errores del pasado y no buscar de nuevo soluciones teñidas con tintes políticos». Con estas palabras celebró ayer el presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena, Manuel Martínez, el «frente común» formado, en la sede en Cartagena, por los alcaldes y concejales de gobierno de los ocho municipios de su demarcación (que alcanza hasta Mazarrón y el entorno del Mar Menor), al plan para acabar con el déficit hídrico de la zona regable. Las medidas concretas, resumidas por la alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Visitación Martínez, se centran en el apoyo a nuevos trasvases entre distintas cuencas para redotar la del Tajo, la reactivación de la desalación y la creación de nuevas infraestructuras de almacenamiento y reutilización.

Junto a Visitación Martínez estuvieron presentes en el encuentro representantes municipales de Mazarrón, Fuente Álamo, Torre Pacheco, Los Alcázares, San Javier, Pilar de la Horadada (Alicante), Murcia y Cartagena. La primera edil de la ciudad portuaria, Ana Belén Castejón, fue la primera en tomar la palabra, a la salida de la reunión, para anunciar cómo los ayuntamientos harán oficial su apoyo. Todos debatirán, en pleno, mociones de apoyo a las adopción de medidas estructurales para acabar con la sequía que amenaza al campo en esta zona litoral.

Entre los invitados al encuentro estuvieron también el concejal de Medio Ambiente y Huerta del Ayuntamiento de Murcia, Antonio Navarro, y el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Lucas Jiménez. Este último destacó que este apoyo expreso de quienes mandan en todos los municipios con zonas de regadío en el Campo de Cartagena es un paso más para legitimar sus peticiones al Ministerio. «Lo que defendemos se basa en un estudio encargado a una consultora de prestigio. Hace dos semanas ya conseguimos el apoyo de la Asamblea Regional. Lo novedoso es que son los agricultores los que hacen las propuestas al Gobierno central, con soluciones a corto, medio y largo plazo para tener un acceso igualitario a los del resto del territorio y al del resto de ciudadanos».

Los agricultores piden que se estudie redotar la cabecera del Tajo desde el Duero medio y desde el alto Ebro

La falta de recursos del Trasvase obligaría a los cultivos a subsistir solo con un 7% de la cantidad que necesitan

El informe fue remitido hace dos meses al Ministerio, «del que todavía no hemos recibido respuesta», reconoció Jiménez. Por eso han iniciado la campaña en busca de adhesiones para hacer ver a su titular, Isabel Tejerina, que cuentan con un amplísimo respaldo institucional, económico y social.

Entre las medidas propuestas en el citado informe, dirigido a acabar con la falta estructural de recursos hídricos, está la interconexión de cuencas, centrada sobre todo en la redotación de la cabecera del Tajo, así como «las conexiones con el Duero medio y el alto Ebro», según explicó Manuel Martínez. «El acueducto Tajo-Segura no está muerto, como dicen algunos, ahora que las reservas están por debajo del mínimo no trasvasable de 368 hectómetros cúbicos. Cuando pase la sequía, volveremos a reclamar agua por esa vía. No pedimos ningún cambio al respecto, sino las infraestructuras que nutran de recursos esa cabecera para que no vuelva a quedarse sin recursos como ahora ocurre cíclicamente», añadió el representante de la comunidad con más agricultores miembros de toda la Región.

Así Lo ven

Manuel Martínez. Comunidad Campo de Cartagena
«Pedimos medidas que llevan mucho retraso». «Los alcaldes apoyan nuestras medidas, que no son nuevas pero en cuya aplicación llevamos un gran retraso. No estamos hablando solo de obras, sino en general de actuaciones definitivas para tener acceso, de una manera permanente, a los recursos hídricos necesarios para garantizar el desarrollo agrícola de todo el sureste español, y en concreto, de nuestra zona regable».
Lucas Jiménez. Sindicato Central de Regantes
«Aportamos soluciones propias al Ministerio». «Agradecemos el posicionamiento de los alcaldes a nuestro favor, igual que conseguimos el de la Asamblea Regional, hace dos semanas, a esta iniciativa. La novedad es que son los agricultores los que aportan, al Ministerio de Agricultura, soluciones a corto, medio y largo lazo para que todos los agricultores tengan un acceso igualitario al agua para sus explotaciones».
Ana Belén Castejón. Alcaldesa de Cartagena
«Habrá mociones en todos los municipios». «Hemos logrado la unidad de todos los alcaldes, en un frente común con los agricultores de toda la zona regable. Todos nos hemos comprometido a impulsar mociones para apoyarles en nuestros ayuntamientos. No vamos a permitir que ellos aparezcan como los culpables del estado del Mar Menor, y hay que recordar que gran parte de la riqueza de nuestra economía viene del campo».
Visitación Martínez.Alcaldesa de San Pedro
«Apoyaremos nuevos trasvases y desaladoras». «La Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena cuenta con el apoyo del Gobierno regional y todos los alcaldes de la zona regable hemos dado también nuestra aprobación expresa a una serie de medidas muy concretas: la ampliación de las desaladoras, la creación de nuevas infraestructuras hídricas, y el apoyo a varios trasvases nuevos. Formamos un frente común para conseguirlo».

Mientras se proyectan, construyen y ponen en marcha estas infraestructuras, los regantes proponen otras medidas a corto y medio plazo, como la reactivación de desaladoras que actualmente funcionan con un rendimiento muy bajo. Martínez incidió en la necesidad de rematar la instalación de red eléctrica y de distribución y almacenamiento de caudales de la planta de Torrevieja, que podría suministrar 80 hectómetros cúbicos adicionales a la red de acuíferos del Campo de Cartagena.

Finalmente, los regantes reclamaron al Gobierno central que potencie y agilice las cesiones de derechos procedentes de otras cuencas, además de insistir en la importancia de autorizar las obras que permitan desviar y tratar la salmuera de los pozos que se autoricen en la comarca.

Martínez lamentó que algunas de estas medidas ya están reflejadas en los planes hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas, pero «llevan mucho retraso o no se han llevado a cabo» para poder tener una «estabilidad» en la dotación de caudales.

En la reunión no solo se habló de agua, sino también del respeto de los agricultores al Mar Menor. «Necesitamos que acometan con más celeridad las infraestructuras que nos permitan gestionar nuestra agua de riego», explicó Martínez, para evitar los vertidos a la laguna salada. «Para ello, la Administración tiene que acelerar las autorizaciones ambientales de los proyectos necesarios», indicó.

El presidente de los regantes de la comarca alertó de que, actualmente, solo disponen del 7% de los recursos que tienen estipulados por ley. De los 180 hectómetros que necesitan, 122 provienen de los embalses de Entrepeñas y Buendía, pero no pueden acceder a ellos por la escasez de recursos, por debajo de los 368 hectómetros de mínimo no trasvasable.

Fotos

Vídeos