Reclaman cinco años y medio de cárcel para los acusados de estafar 2,7 millones a un banco

Nacho García / AGM

Presentaron 185 pagarés en la sucursal sobre los que la acusación estatal señala que eran falsos

EFEMurcia

El fiscal pidió cinco años y medio de prisión para Francisco M.A. y María Josefa M.L., que van a ser juzgados a partir de este martes en la Audiencia Provincial de Murcia acusados de un delito de falsedad en concurso con un delito de estafa por los que reclama que indemnicen a Banco Santander en 2,7 millones de euros.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía señalan que Francisco M.A. y María Josefa M.L. eran socios de la empresa 'Ertice, S.L.' -posteriormente denominada 'Ertice Impermeabilizaciónes, S.L.'-, con sede social en la pedanía murciana de Zeneta. El primero, además, actuaba como administrador único, y la segunda, como apoderada de la citada empresa.

Siempre según la acusación estatal, desde el año 1995 suscribieron sucesivas pólizas de garantía y afianzamiento de operaciones mercantiles con Banco Santander, la última de las cuales se llevó a cabo en mayo de 2010.

El importe total de la cobertura de los distintos contratos se elevó a 1,8 millones de euros, con destino, entre otras operaciones, al descuento de pagarés a la orden.

Así mismo, convinieron, presuntamente, con la filial Santander Factoring Confirmino, S.A. una póliza de contrato de 'factoring', en diciembre de 2007, cuyo objeto era la cesión de todos los créditos reales, válidos y legítimos de que fuera titular la empresa frente a determinadas empresas.

En 2011 -añade el fiscal-, cedieron a la citada entidad bancaria 39 facturas que correspondían a créditos supuestamente reales, para percibir un anticipo del 80% y el pago completo en caso de impago por los deudores a los noventa días, según el contrato, por un importe de 994.273 euros. Iniciadas las gestiones bancarias para recuperar el dinero, las mismas resultaron infructuosas, al no responder las facturas a servicios reales.

Así mismo -añaden las conclusiones provisionales de la fiscalía-, los acusados, supuestamente, los días 7 y 14 de julio de 2011, presentaron 185 pagarés en la sucursal de la citada entidad bancaria ubicada en Beniel (Murcia), por importe total de 1,7 millones de euros, y sobre los que la acusación estatal señala que eran falsos. El ministerio público reclama para cada uno de los acusados cinco años y medio de prisión y multa de 2.730 euros.

En cuanto a la responsabilidad civil, solicita que sean condenados a indemnizar a Banco Santander con 1,7 millones de euros, y al Santander Factoring Confirming en 994.273 euros.

Fotos

Vídeos