Rechazan una reclamación de 8.000 euros por la caída de una niña en un castillo hinchable

Unos niños jugando en un castillo hinchable./Guillermo Carrión / AGM
Unos niños jugando en un castillo hinchable. / Guillermo Carrión / AGM

La sentencia expone que no se probó la causa de la lesión que la menor sufrió se debiera a que la superficie del estaba húmeda y resbaladiza por el sudor de los niños

EFEMurcia

La Audiencia Provincial de Murcia desestimó el recurso presentado por una mujer que vio rechazada la demanda que presentó contra el propietario de un castillo hinchable, al que reclamó 8.000 euros por las lesiones que aseguró había sufrida su hija en una caída producida en el mismo.

La sentencia confirmó así la dictada por un Juzgado de Primera Instancia, que desestimó la solicitud de indemnización al exponer que no se había probado la causa de la lesión que la menor había sufrido en un codo.

Para la demandante, no había duda de que el percance se produjo debido a que la superficie del castillo hinchable se encontraba húmeda y resbaladiza por el sudor de los muchos niños que la utilizaban.

La Audiencia de Murcia, al confirmar la sentencia recurrida, dice que en este caso no concurren los supuestos necesarios para considerar que el castillo hinchable, que contaba también con un tobogán, supusiera, por sí solo, en cuanto a su estructura, una actividad de riesgo.

Para la sala, se trataba solo de una "colchoneta hinchable", por lo que no cabe entender que se invierte la carga de la prueba y que es el dueño de la atracción y su compañía aseguradora los que tienen que demostrar que actuaron con plena diligencia en el funcionamiento de la misma.

A la hora de referirse al supuesto sudor que existía en la superficie, la sala dice que la corroboración hecha por el padre carece de objetividad, dado el parentesco existente con la niña, además de que declaró que lo que a él le preocupó en aquellos momentos fue llevar a la niña a un hospital, ya que se dolía mucho de la lesión.

La sentencia concluye que "no se sabe si las lesiones fueron causadas por una caída de la niña por sí sola al hacer un salto incorrecto sobre la colchoneta o por haberse producido la caída empujada por el salto de otros menores que se encontraban a su lado, o por el derribo de otros niños que se hubieran tirado por el tobogán".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos