Rechazan indemnizar a una mujer que sufre coitos dolorosos tras el parto

EFE

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha desestimado el recurso presentado por una mujer que reclamó 30.000 euros a la Consejería de Sanidad por las patologías que sufre tras el parto, entre las que se encuentra una incontinencia que le produce coitos dolorosos.

La mujer acudió a los tribunales al considerar que la administración sanitaria había incurrido en responsabilidad patrimonial porque las secuelas que padece eran debidas a que no había recibido el tratamiento médico adecuado antes del parto -que se produjo en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia- y con posterioridad al mismo.

Afirma el TSJ que el Servicio Murciano de Salud (SMS) descartó la existencia de una mala práctica médica, y consideró que las secuelas que presenta la demandante no son debida a la atención recibida.

Al referirse en concreto a la incontinencia urinaria, comenta que esta mujer llevó a cabo una rehabilitación en otro hospital de Murcia y que tras esa reeducación del suelo pélvico, ella misma "manifestó no tener escapes de orina ni con esfuerzos ni ante estímulos neurosensoriales".

Respecto al coito doloroso, el SMS señalaba que tampoco podía ser atribuido a una indebida actuación sanitaria, y añade que las actuaciones dirigidas a averiguar el origen de la misma "han sido infructuosas".

Para aquel organismo, "los problemas en que se basa para interponer la demanda no traen su causa de la actuación sanitaria, sino de la propia naturaleza de la demandante, quien tiene el deber jurídico de soportar los daños inherentes a su propia naturaleza".

La Sala señala, al desestimar el recurso, que toma esta decisión porque de los informes aportadas a la causa no se deduce una relación de causalidad entre el daño por el que se reclama y una incorrecta actuación médica, necesaria para que surja la responsabilidad patrimonial de la administración.

Fotos

Vídeos