laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 21 / 35 || Mañana 20 / 38 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Antoni Tàpies dibuja el doodle de Google

HOMENAJE

Antoni Tàpies dibuja el doodle de Google

El buscador celebra el 90 aniversario de su nacimiento con un diseño sobre el artista catalán

13.12.13 - 06:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Antoni Tàpies dibuja el doodle de Google

Antoni Tàpies se erige este viernes como el principal protagonista de las búsquedas de Google. El artista catalán regresa con fuerza gracias a la labora del buscador más usado del mundo, que lo ha elegido para recordarlo en el doodle de la jornada. Para ello han diseñado un logo en el que se referencia parte de la obra de uno de los hombres totales del Arte español del siglo XX, un genio de la pintura cuyos cuadros se subastan por millones de euros y que aún es rememorado. Su nacimiento es la percha elegida por Google para recordarlo, toda vez que hoy se cumplen noventa años de la efeméride.

Pintor autodidacta, Tàpies alumbró un estilo propio dentro del arte de vanguardia del siglo XX. Su acendrada impronta abstracta se cargó de simbolismo, buscando siempre que la materia transcendiera sus propios límites y bebiera en lo espiritual, de manera que el soporte sirviera para adentrarse en el conocimiento de la condición humana.

Al mismo tiempo, el artista reivindicó el empleo de imágenes sórdidas, desagradables y fetichistas. Un zapato abandonado, una axila, un pie o el mismo acto de la defecación constituyen motivos que impactaron a espectadores y expertos poco dados a este tipo de audacias. Sus cuadros, de una austeridad cromática muy enfática, discurrían por las tonalidades frías y terrosas. con ello quería dejar «perplejo» al que contemplara sus obras y «hacerles meditar sobre el sentido de la vida». Antoni Tàpies, siempre sensible al devenir histórico y social del momento, se alineó con los detractores de la dictadura del general Franco, lo que se tradujo en su obra, que apostó por la denuncia y la protesta.

Nacido en el seno de una familia culta y catalanista, el quehacer editorial de los Tàpies despertó en el niño un amor temprano por los libros y la lectura. Esta afición arraigó aún más debido a una tisis que le dejó postrado en la cama. Su larga convalecencia coincidió con el descubrimiento de la pintura y el dibujo. Su amor por la pintura y la reflexión intelectual le impulsó a abandonar sus estudios de Derecho para dedicarse por completo a su vocación artística. La II Guerra Mundial y la devastación producida por el lanzamiento de las dos bombas atómicas sembraron en el pintor una inquietud que ya anidaba en otros creadores de la época.

Muy pronto el artista se alejó de la sensibilidad académica e indagó en la materia, el polvo y la tierra, al tiempo que se interesó por los átomos y las partículas. Esta obsesión por materiales tradicionalmente ajenos a la expresión plástica le abocaron a la experimentación y el uso de nuevas técnicas. Las pinturas matéricas, que se caracterizan por el empleo de objetos de desecho, constituyen un leitmotiv que nunca abandonó el pintor y escultor. Tàpies entendía que la noción de materia debía interpretarse también desde la perspectiva del misticismo medieval, a la luz de la magia y la alquimia. Fundador junto a Modest Cuixart y Joan-Josep Tharrats, entre otros, de la revista y del movimiento conocido como Dau al Set, le movieron a hacer sus primeros escarceos en el surrealismo, que pronto abandonó para abrazar el arte abstracto. en 1950 viajó a París, lo que supuso un alejamiento de los postulados estéticos del grupo.

En el MOMA

Uno de los hitos que marcaron la carrera de este catalán universal fue su participación 1960 en la exposición 'New Spanish and Sculpture' en el MOMA de Nueva York. Desde entonces sus obras aparecieron en muestras que iban desde Nueva York a Londres, pasando por Cannes, Zúrich y Roma. Por su uso de materiales de reciclaje, como cuerdas, papel o polvo de mármol, se puede adscribir a Tàpies con el 'arte povera' en Europa y el posminimalismo en Estados Unidos.

En los años setenta la reivindicación catalanista y su repudio del régimen de Franco se plasmaron en sus cuadroa, en los que no fue extraño que aparecieran las cuatro barras de la bandera catalana. Ese espíritu combativo le llevó a participar en el encierro del convento de los Capuchos de Sarrià, la marcha de Monserrat o las protestas contra el proceso de Burgos, acciones por las que tuvo que purgar una breve estancia en la cárcel.

A principios de los ochenta, con la instauración de la democracia, la obsesión de Tàpies por la tela como soporte adquirió ímpetus insospechados. Son años en los que sorprende al público y la crítica con el recurso a la goma-espuma y el empleo de aerosoles, a la vez que se mantuvo muy activo en el campo de la obra gráfica.

Investigación de la cultura oriental

A finales de la década Tàpies investigó en la cultura oriental, una inquietud que ya se había ido fraguando en la posguerra y que fue impregnando cada más vez su obra. También se sintió seducido por una nueva generación de científicos, capaces de apoyar una visión del universo que interpreta la materia como un todo, sometido al cambio y la formación constantes. En 1990 abrió las puertas al público la Fundación Antoni Tàpies, institución creada por el propio artista para potenciar el arte contemporáneo.

Las obras de los últimos años están preñadas por la reflexión sobre el dolor físico y espiritual,entendido como parte integrante de la vida. Aparte del marquesado de Tàpies, que el Rey Juan Carlos le concedió en abril de 2010, entre los numerosos reconocimientos nacionales e internacionales que atesoraba figuran el ser académico de Bellas Artes de Berlín (1982) y miembro honorífico de la Kunstlerhans de Viena (1989), la fundación de arte más antigua de Europa. Tàpies era miembro honorario de Bellas Artes de la Academia de San Fernando (1989) y de la de Bellas Artes de Francia (1994). Recibió los premios Unesco y Príncipe de Asturias de las Artes (1990), la Medalla Oro de Bellas Artes (1981) y el Premium Imperiale de Pintura de la Asociación Japonesa de Arte (1990).

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de CULTURA
más videos [+]
CULTURA