«Queremos que se democratice el derecho a producir energía y sea de una forma justa»

Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier, junto a un panel fotovoltaico. ANPIER
/
Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier, junto a un panel fotovoltaico. ANPIER

Presidente de Anpier (Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica)

S. T. Murcia

Desde la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica reclaman con firmeza recuperar todo el terreno perdido. Después de que los productores - «eramos familias, meros ciudadanos» invirtieran para llegar a alcanzar una tecnología de generación de energía más barata y limpia, se sienten «olvidados y desacreditados a los ojos del Gobierno». Piden por ello que el Estado cumpla las leyes, reconozcan su labor y restauren la seguridad jurídica para que la energía fotovoltaica recupere el lugar que debería ocupar.

-Pues la situación es muy triste. Nuestro colectivo fue animado por el propio Estado para que destináramos nuestros ahorros y financiáramos un cambio de modelo energético, que resultaba imprescindible para evitar los escenarios más devastadores del cambio climático. La fotovoltaica no era una tecnología madura en 2007 y sin nuestro esfuerzo seguiría sin serlo, diez años más tarde, hemos logrado que sea la tecnología de generación de energía más barata y limpia; sin embargo, a los que hicimos posible este milagro, el Estado nos ha obsequiado recortándonos hasta en un 50% las condiciones pactadas, lo que nos ha obligado a refinanciar todas las instalaciones, porque la banca sí exigía que se cumplieran las condiciones iniciales. Además han tratado de desacreditar al sector para justificar socialmente estas actuaciones. Vivimos una pesadilla que nunca llegamos a imaginar, nosotros hemos cumplido con nuestro compromiso ciudadano y hemos respetado escrupulosamente las leyes y al Estado; sin embargo, las leyes y el Estado no han cumplido con su palabra de BOE.

-La palabra dada está para cumplirse, los contratos están para ser respetados y las Leyes deberían de ser sagradas... Sin embargo, algo tan esencial para la democracia y la convivencia social se ha quebrantado. Nadie podía imaginar esto en un país democrático y avanzado, pero ha sucedido, se ha quebrado la seguridad jurídica en el sector energético, lo nunca visto y lo que nunca se volverá a ver ha ocurrido, precisamente, cuando los inversores éramos familias, meros ciudadanos.

«El sector tiene futuro siempre que no se siga regulando solo para unos pocos»

Pedimos algo muy sencillo, que el Estado cumpla las Leyes y que reconozca nuestra labor, que restaure la seguridad jurídica. Al resto de Administraciones les pedimos que no se resignen a luchar por los intereses de sus administrados, que no dejen que desde un despacho en la Castellana se regule para unos pocos, que se democratice el derecho a producir energía y que, por supuesto, luche por los derechos de los productores que sufrimos esta injusticia, 20.000 familias murcianas.

-Futuro hay, y vendrá, pero da la sensación de que esto ocurrirá al ritmo y en la forma que interesa a unas pocas empresas que, además, ni siquiera son españolas. Me explico. Nosotros hemos madurado y socializado una forma de producir energía, hemos demostrado que miles de familia pueden producir energía en grandes instalaciones socializadas para suministro de red y lo hemos hecho con solvencia técnica. Cerca de 60.000 micro productores hemos accedido a la generación con lo que los ingresos del sistema eléctrico se socializan y se quedan en las economías locales.

Cambiar del modelo fósil de generación al renovable y socializar la generación para el beneficio de todos, tanto en instalaciones para suministro a través de la red como en forma de autoconsumo, es la teoría que hemos demostrado posible. La práctica, sin embargo, consiste en que el sistema lo regula el Ministerio, sin un consenso territorial, ni social, ni político, ni sectorial... ¿Decides tu qué tecnologías prefieres en función de sus ventajas e inconvenientes? Pues no, nos viene dado, nos viene regulado sin que siquiera las administraciones más cercanas, las autonómicas puedan hacer nada, y se atisba un nuevo modelo renovable, no por su bondades medioambientales, sino porque lo hemos madurado y es el más competitivo; pero en manos de unas pocas empresas y con el gas como combustible de generación para una transición temporal entre el modelo de base petróleo y el renovable... lo triste es que esta transición es innecesaria, el gas es también fósil y contaminante, no tenemos en España y hay que traerlo y pagarlo. Se puede recurrir a un modelo electrificado sobre renovables pero se ha decidido retrasarlo para apurar el modelo de petróleo y nuclear, dar un tiempo al de gas y, finalmente, acudir al renovable en manos de los mismo de siempre y algunos amigos más.

-Son dispares, pero las competencias son estatales, la Unión Europea insta a renovables, seguridad jurídica y socialización de la energía; pero la regulación estatal es la que se impone, para nuestra desgracias. En cualquier caso se avanza hacia un marco energético europeo y ya se han notado los posicionamientos de los grandes en el sector a este respecto.

-Por un lado, defender los intereses y la dignidad de los productores fotovoltaicos españoles y recuperar la seguridad jurídica. Por otro, extender una verdadera cultura energética entre la sociedad y reclamar el acceso a la generación de las familias, para dejar de ser meros paganos de facturas incomprensibles y gravosas por unos suministros generados con tecnologías dañinas para la salud y el entorno.

-Anpier es la asociación europea de productores fotovoltaicos con más asociados, tenemos nuestras oficinas en Madrid con técnicos muy especializados y una delegación en Bruselas de la que nos sentimos muy orgullosos y todo esto es posible gracais a miles de productores que confían en nosotros, igual que el sol es especialmente generoso con el sureste español lo es en número de asociados, uno de cada cuatro asociados reside en este precioso, luminoso y fecundo en energía rincón de Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos