Las quejas por los criterios de evaluación en la UMU copan las reclamaciones de los alumnos

El rector y los miembros de la mesa, durante la sesión de ayer del Claustro./Juan Carlos Caval / AGM
El rector y los miembros de la mesa, durante la sesión de ayer del Claustro. / Juan Carlos Caval / AGM

El Claustro de la Universidad aprueba, con algún voto en contra, los nombramientos de cinco 'honoris causa'

MINERVA PIÑEROMURCIAFUENSANTA CARRERESMurcia

Los criterios y procesos de evaluación por parte de los profesores copan las quejas que los estudiantes de la Universidad de Murcia (UMU) plantearon al Defensor del Universitario, José Palazón, quien desglosó ayer ante el Claustro su memoria de actuaciones del curso pasado. Los alumnos, explicó Palazón, plantearon en sus quejas y consultas desacuerdos por los procesos de evaluación, el incumplimiento de la normativa de exámenes y los criterios de evaluación.

El Defensor se refirió a casos concretos, como el de un estudiante que denunció que el profesor exigiera conocimientos de inglés para aspirar al 10, y de otro que repitió la prueba de evaluación a sus alumnos «por el error del docente durante la concepción del examen». Palazón también registró quejas de estudiantes que, después de la revisión, obtuvieron una calificación más baja que la primera. El mal comportamiento de los alumnos y las faltas de respeto centraron las reclamaciones de los docentes, mientras que el personal de administración mostró su malestar por cuestiones relacionadas con la carrera profesional y las condiciones de trabajo. Las dificultades por el endurecimiento de los requisitos para lograr beca, la incertidumbre sobre la cantidad a percibir y el incremento de los precios de matrícula también generaron las reclamaciones de los alumnos.

El Claustro aprobó, con algún voto en contra, la concesión de cinco doctorados 'honoris causa': a los empresarios murcianos Tomás Fuertes y Patricio Valverde, y a los científicos Robert Sackstein (de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard); Walter Schachermayer (Facultad de Matemáticas de la Universidad de Viena) y María Blasco (directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas).

Algunos miembros del Claustro mostraron su malestar por el hecho de que los estatutos tengan que ser nuevamente revisados tras las objeciones de la comisión jurídica. El rector, José Orihuela, por su parte, comunicó al Claustro su decisión de no presentarse a la reelección para «volver a la docencia y a la investigación». Insistió en que siempre ha querido mantener una «posición fuerte frente a la Comunidad», para comentar que su decisión ha sido muy meditada y hecha pública en el momento en que consideraba que debía hacerlo.

Denuncias por acoso y amenazas de grupos de extrema derecha

El Defensor del Universitario llamó ayer la atención sobre el hecho de que por primera vez ha registrado una denuncia por un caso de acoso entre estudiantes. Además, explicó Palazón, tuvo que atender a un alumno que se quejó de que estaba siendo víctima de amenazas por parte de grupos de extrema derecha, según explicó ayer ante el Claustro. No fueron las únicas quejas referidas al mal comportamiento de los estudiantes, ya que, según su balance, la mayor parte de las reclamaciones y denuncias presentadas por el personal docente e investigador se refirieron al comportamiento de los estudiantes, la organización de novatadas (que están prohibidas en la UMU) y las faltas de respeto en el aula.

Temas

Umu

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos