Pupaclown recibe el Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud

Los murcianos Pupaclown. / Martínez Bueso

«Estamos contentísimos porque es un reconocimiento muy grande y un fuerte impulso», afirman desde la fundación murciana

R. M. / EPMadrid

«La capacidad de convertir el humor y la técnica de ‘clown’ en un elemento transformador» le valió ayer a la fundación murciana Pupaclown el Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud que, dotado con 30.000 euros, concede cada año el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM). «Estamos contentísimos porque este es un reconocimiento muy grande y un fuerte impulso para nosotros y la fundación», aseguró ayer la actriz de Pupaclown Pepa Astillero, feliz por lo que, dijo, es «¡un notición!».

El galardón no solo reconoce su trabajo con niños y jóvenes hospitalizados, a quienes han trasladado a través del arte del ‘clown’ grandes dosis de ilusión, sino la labor realizada en el Centro Escénico de Integración Social Infantil y Juvenil de la fundación, con la que han contribuido a «favorecer la inclusión, la diversidad y la convivencia para niños y jóvenes», señaló el jurado.

El jurado destaca su «capacidad de convertirel humor en un elemento transformador»

Pupaclown cuenta con una dilatada trayectoria en montajes teatrales destinados a público infantil y familiar de los que pueden disfrutar niños con o sin algún tipo de discapacidad en un ambiente normalizado. Hace apenas una semana se presentó el V Festival de Circo Social Carpa de Acogida y el VIII Festival de Artes Escénicas para la Infancia de Pupaclown con más de 70 espectáculos y talleres artísticos que se desarrollarán hasta el próximo mes de diciembre. «Desde el inicio, nuestro objetivo fue la integración social de todos los niños. Y ese propósito ya es una realidad en nuestro espacio», aseguró Astillero, para quien la «misión» ahora es «mantener el centro en pie». Para ello, los 30.000 euros del galardón nacional son una importante ayuda que les viene «fenomenal». Pero por encima de la dotación económica está, reconoce la actriz, el «reconocimiento nacional» que, espera Astillero, pueda «ser la base para un reconocimiento regional y local no solo con palabras». «Sobrevivimos -afirmó- con presupuestos ínfimos». Astillero quiso compartir el premio con todas aquellas personas e instituciones que a lo largo de estos años -dos décadas desde que se constituyeron como asociación- han apoyado su proyecto.

Como payasos de hospital, Pupaclown desarrolla su actividad en La Arrixaca, donde estos días trabaja con el objetivo de que el traslado de los pacientes al nuevo Materno Infantil sea más llevadero para los pequeños. Además de paliar el estrés producido por la hospitalización a niños y jóvenes, Pupaclown ofrece apoyo psicológico, terapéutico y de integración social a los jóvenes, sus familias y su entorno social.

El Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud se suma al Premio Rosa María García Cano recibido en 2013 en la Feria de Teatro de Castilla y León-Ciudad Rodrigo a la mejor iniciativa de programas educativos y de promoción de las artes escénicas para infancia y juventud, y al premio Solidario ONCE Región de Murcia, que le fue entregado en 2015 por la labor de integración social infantil y juvenil que desarrolla.

En otras ediciones el galardón nacional ha sido concedido a compañías y personalidades como Los Titiriteros de Binéfar (2009), Aracaladanza (2010), La Rous Teatro (2011), Teatro Paraíso (2012), Máquina Teatral Teloncillo SL (2013), la Compañía Títeres, etcétera (2014), la Compañía Ultramarinos de Lucas (2015) y María José Frías Arevalillo (2016).

Fotos

Vídeos