El PSOE pide prohibir la instalación de salones de juego a menos de 400 metros de colegios

Máquina de apuestas. / Isabel B Permuy

El diputado socialista Alfonso Martínez Baños denunció la «excesiva despreocupación» por parte de la sociedad y las administraciones públicas ante el problema de la ludopatía en los menores de edad

EFECartagena

El Grupo Parlamentario Socialista pidió al Gobierno regional que prohíba la nueva instalación de salones de juego en edificios institucionales, sanitarios y deportivos, centros comerciales y a menos de 400 metros de distancia de centros educativos, con el fin de luchar contra la ludopatía en la población, especialmente, en los jóvenes.

La moción registrada este martes en la Asamblea Regional contempla que el Ejecutivo murciano modifique el Reglamento de Máquinas Recreativas y de Azar de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, aprobado por Decreto 72/2008, de 2 de mayo, para introducir esta prohibición en el artículo 35.

El diputado socialista Alfonso Martínez Baños señaló que las máquinas recreativas y los juegos de azar son una actividad «muy popular» entre los adolescentes, observándose en los últimos años un incremento notable del número de jóvenes que «sufren o están al borde de la ludopatía».

Por ello, Martínez Baños apuesta por promover el concepto de «juego responsable» que permita alertar de sus riesgos e impida eficazmente el acceso a los menores de edad, puesto que los principales factores asociados al juego problemático son la edad de inicio, el entorno familiar, la influencia de la publicidad, el consumo de estimulantes, las actitudes del grupo de iguales y la facilidad de acceso a los locales de juego.

El parlamentario del PSOE emplazó a las administraciones y a la industria a que desarrollen planes que promuevan un modelo de juego seguro y controlado ya que, en su opinión, es «evidente» que los menores acceden con facilidad a los salones de juego ante una «excesiva despreocupación» por parte de la sociedad y las Administraciones Públicas.

Martínez Baños achacó este problema a la publicidad y a la «aceptación social» del hecho de que los menores de edad participen en juegos de azar regulados, lo que está prohibido, y los no regulados.

La moción indica que un reciente estudio realizado por la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia constata que el 62,1% de los menores de 18 años relata haber jugado a algún juego de azar durante los últimos meses.

Para el PSOE, estos resultados demuestran que, a pesar de que el juego es una actividad que está prohibida a menores de edad, esta no es infrecuente en ellos, una situación que, al igual que la adicción al juego, podría remediarse con adecuadas medidas de regulación.

Fotos

Vídeos