El PSOE exige al Gobierno regional que medie en el conflicto entre la empresa y los trabajadores del servicio telefónico del 1-1-2

Los empleados denuncian que este servicio público de emergencias fue adjudicado por un importe inferior a los costes del personal y que ahora «la empresa quiere detraer de las condiciones laborales, a través de recortes en la plantilla, en salarios y en las condiciones de trabajo»

EP

La diputada regional socialista, Yolanda Fernández, exige al consejero de presidencia que medie en el conflicto laboral que se ha creado desde que, en diciembre de 2016, se hiciera cargo de la prestación del servicio telefónico de emergencias 1-1-2 la nueva empresa adjudicataria del mismo.

Fernández señala que los trabajadores "denuncian que este servicio público de emergencias fue adjudicado por la administración regional por un importe inferior a los costes del personal, concretamente en 1.423.591 euros, tal y como se puede comprobar en el desglose de la plantilla de personal que aparece en el Pliego de prescripciones técnicas y la adjudicación definitiva del contrato".

"Una bajada del importe del coste que ahora la empresa quiere detraer de las condiciones laborales de los trabajadores, a través de recortes en la plantilla, en salarios y en las condiciones de trabajo de los mismos", ha añadido.

La diputada manifiesta que igual que ocurre con otros servicios, cuya gestión está externalizada, "la administración no puede cerrar los ojos y hacer dejación del control que debe llevar a cabo para garantizar una buena prestación del servicio público; aparte de velar por el cumplimiento total e íntegro de las condiciones laborales de los trabajadores que lo prestan en todos y cada uno de ellos, pero especialmente en aquellos considerados servicios públicos de emergencia con es el caso del 112".

Fernández ha pedido la comparecencia del consejero de Presidencia para que explique en la Asamblea Regional en qué situación se encuentra el servicio en estos momentos en materia laboral, y para ver qué propone para solucionar el problema surgido, puesto que el Gobierno regional es el principal responsable de haber adjudicado dicho servicio a una empresa que ofertó por debajo del coste del mismo.

"Es una pena que el reconocimiento que hace el consejero a los trabajadores en el 20 aniversario de la creación del servicio de emergencias '1-1-2' solo sea de cara a la galería y no defendiendo con hechos la profesionalidad y dedicación con la que realizan su trabajo, manteniéndose al margen de este conflicto laboral en el que están inmersos en estos momentos", ha apuntado.

Y es que, la diputada regional Yolanda Fernández acompañó la pasada semana a los trabajadores de este servicio en la primera de las concentraciones que tienen previstas a las puertas de San Esteban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos