Los psicólogos ponen en duda el relato de las víctimas del presunto pederasta de Barriomar

En uno de los casos, los expertos tildan la historia de «probablemente increíble»; en otro, la niña llegó a confesar que se inventó la acusación

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

El equipo de psicólogos que se han entrevistado en los últimos meses con las víctimas del presunto pederasta de la barriada murciana de Barriomar han arrojado algunas sombras sobre el caso. En los informes remitidos a los juzgados que instruyen las dos causas contra el procesado, los expertos ponen en duda la veracidad de estos testimonios concluyendo, en algunos casos, que «no se puede afirmar, pero tampoco negar» que las menores hayan sido víctimas realmente de esos supuestos abusos y en otro directamente señalando que no resulta creíble y que una de las niñas confesó que se había inventado la acusación.

El presunto pederasta de Barriomar, J. V., de 43 años, fue detenido en abril de 2016 y permaneció en prisión provisional más de un mes. Está acusado de presuntos abusos sexuales a tres niñas de la zona, de entre 5 y 9 años y dos de ellas familiares entre sí. Las pequeñas denunciaron que el procesado las sometió a tocamientos y las obligó a tener sexo oral -en uno de los casos-.

Como suele ser habitual, las menores fueron sometidas a una serie de entrevistas con los psicólogos especialistas del Proyecto Luz, que se encargan de dar asistencia y apoyo a los menores víctimas de abusos y de emitir los informes sobre la veracidad de sus testimonios.

De acuerdo a los escritos, a los que ha tenido acceso 'La Verdad' y que ya están en manos de los jueces instructores, en uno de los casos los especialistas concluyen que el relato de la supuesta víctima es «probablemente increíble». El testimonio, explican, «no cumple suficientes criterios de credibilidad y validez». Los psicólogos abren la puerta, en este caso, a que «la hipótesis más viable» sea que algunos de los supuestos abusos que esta niña asegura haber sufrido a manos del presunto pederasta de Barriomar sean reales, pero quizás la menor haya sido «influida» para realizar «alegaciones adicionales falsas» que, remarcan los expertos, están impidiendo aclarar la verdad del asunto.

«Influencia externa»

En otro de los casos, según recogen estos informes, los psicólogos aseguran que una de las menores, de 5 años, en su última entrevista, aseguró que todo lo que había contado era mentira y que había sido su abuela la que se lo había dicho.

En este sentido, los expertos apreciaron, en el discurso de la menor, «la presencia de influencia externa». En este punto, los expertos remarcan que las investigaciones demuestran que esa información externa puede «incorporarse al recuerdo dando lugar a los 'recuerdos falsos' no pudiendo discriminar con claridad en el recuerdo la experiencia real de la influencia externa».

Los peritos sostienen, en todo caso, que no cuentan con elementos suficientes para afirmar, pero tampoco negar, si esta niña ha sufrido abusos. Ponen sobre la mesa, asimismo, en su informe la «posibilidad de que haya sido influida para realizar una alegación falsa para beneficiar a alguien, por motivos personales de venganza u obtener ganancias».

La defensa reclama a la juez que archive el procedimiento

El letrado Raúl Pardo-Geijo Ruiz, que ha asumido la defensa del presunto pederasta de Barriomar, reclama en un escrito dirigido a la juez que, a tenor de las conclusiones de estos informes, decrete el sobreseimiento del caso. El abogado sostiene que la denunciante de estos presuntos abusos -la madre y abuela de dos de las niñas- ya ha sido condenada en una ocasión por acusación falsa. «La denuncia es falsa y solo resp0nde a fines puramente crematísticos de la denunciante», remarca en su escrito, en el que incide en la situación del procesado.

Temas

Murcia

Fotos

Vídeos