Un protocolo permitirá a los veterinarios denunciar los casos de maltrato animal

El decano, a la derecha ayer en la presentación de la jornada. / V. VICÉNS / AGM

El Colegio ha remitido el documento a la Fiscalía para que haga sus aportaciones y así poner en marcha esta medida pionera en España

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

El Colegio de Veterinarios de la Región se convertirá en el primero de España en poner en marcha un protocolo para detectar y diagnosticar casos de maltrato animal. De esta forma, los veterinarios cada vez que identifiquen una mascota en una situación anómala podrán denunciarlo directamente ante las administraciones y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. El decano, Fulgencio Fernández, anunció ayer esta medida durante la presentación de la Jornada Internacional 'Problemática del Maltrato Animal: presente y futuro', que se celebrará el viernes en el Edificio Moneo de Murcia.

«La medida se pondrá en marcha en dos o tres meses», precisó el decano. El documento está ahora en manos de la Fiscalía para que lo analice y haga sus aportaciones. El Colegio indica que en la Región hay 1.000 veterinarios, de los que el 70% trabaja por libre y el 30% con las administraciones, y con el protocolo estos profesionales se convertirán en un agente más en la lucha contra el maltrato en las visitas que realizan a explotaciones agrícolas y ganaderas y en los reconocimientos que practican a diario a todo tipo de animales en las clínicas veterinarias, protectoras, para los ayuntamientos y la Comunidad Autónoma.

«En estos momentos, constituye una acción prioritaria en esta materia, la participación del veterinario, como único especialista capaz de identificar adecuadamente las distintas formas en las que se presenta el maltrato animal. Se trata de identificar y diagnosticar los verdaderos casos de maltrato». Para ello, el Colegio de Veterinarios ha elaborado una hoja de notificación de riesgo y maltrato animal que distribuirá entre los profesionales para que aporte información de cada caso.

El formulario incluye desde los datos básicos del animal (raza, sexo, edad, ubicación...) a observaciones sobre el entorno en el que vive y sobre su propietario. El modelo estándar al que ha tenido acceso 'La Verdad' también contempla tres tipos de maltrato (físico, psicológico, abuso sexual), una valoración del mismo (leve, moderado y grave) y un apartado para marcar los indicadores detectados por el profesional: trastornos alimenticios, deshidratación, problemas respiratorios, hacinamiento, heridas, desatención severa, lesiones viscerales, abandono, trastornos del comportamiento, alteración de la higiene...

Si el caso no está claro, el veterinario rellenará el apartado de indicios de maltrato para que las Fuerzas de Seguridad lo investiguen si lo creen preciso. El veterinario aclarará el nivel de estos indicios (bajo, medio y alto), si la intervención debe realizarse de forma urgente y si las sospechas se centran en el responsable del animal o el entorno.

El profesional será quien decida si la hoja de notificación se entrega a la Fiscalía o las Fuerzas de Seguridad. «Si la Administración de Justicia considera que hay maltrato entrarían en el proceso nuestros peritos veterinarios», avanzó el decano. El Colegio se ha comprometido a formar a cuarenta peritos en maltrato. En 2016, el Seprona realizó 12.400 actuaciones, que supusieron la investigación de 490 personas en todo el país por episodios violentos contra animales, la mayoría de ellos fueron perros, caballos, gallos, reptiles, vacas y ovejas. La Guardia Civil ha detectado un repunte de casos del 24% en España, aunque Fulgencio Fernández afirmó esta tendencia no se cumple en la Región: «Hay cada vez menos casos porque hay mayor sensibilización».

Durante la Jornada Internacional 'Problemática del Maltrato Animal: presente y futuro', se abordarán cuestiones como el marco legislativo vigente, de la mano del Fiscal especialista en Medio Ambiente, Miguel Eduardo de Mata; el concepto de bienestar animal y la posición de la veterinaria europea.

La presentación del evento coincidió con el inicio inminente del periodo vacacional y el decano recordó que en 2016 fueron abandonadas en España 135.000 mascotas, la mayor parte fueron perros de caza, y un 10% de los casos se dieron en Murcia. «Este verano nos podemos ir de viaje y dejar a nuestra mascota en centros temporales por una pequeña cuota, pero si no queremos seguir teniéndola lo mejor es entregar la mascota a un centro de zoonosis para conseguirle una adopción». También recalcó que para evitar abandonos lo mejor es prevenir: «Antes de elegir una mascota hay que tener en cuenta el tamaño de nuestra vivienda y el tiempo que le podremos dedicar».

Fotos

Vídeos