Propone convertir la salmuera en un residuo sólido para facilitar su evacuación periódica

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

En la propuesta global que el empresario agrícola y expresidente de Sacyr para afrontar el problema de la escasez de agua en la Cuenca del Segura, recuerda, en relación a los regadíos del Trasvase en el Campo de Cartagena, que había pozos anteriores y, por lo tanto, aprovechamientos privados de aguas, y también que se dotaron los campos de desalobradoras para cubrir los años de sequía.

«La existencia de estas desalobradoras, que en general producían un 80% de agua producto y un 20% de salmuera, tienen graves problemas actualmente por su vertido, tanto al Mar Menor como a cauces públicos, no solamente en el Campo de Cartagena, sino en otros lugares donde fueron implantadas», resume la situación del Rivero. Y propone instalar un segundo escalón de desalación al 20% de las aguas de la salmuera, para reducirla a un 5%. Y, seguidamente, aprovechar evaporímetros naturales. «Los embalses con láminas nos servirían para evaporar el agua contenida en salmuera y dejar un único residuo sólido que sería evacuado cada cinco años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos