A prisión acusado de pegar un tiro en un pub del que le habían echado

Los dueños del local de Alcantarilla resguardaron dentro a la clientela al ver aparecer supuestamente a Ginés M. esgrimiendo un arma de fuego

JORGE GARCÍA BADÍA y ALICIA NEGREMurcia

La madrugada fue movida para los clientes y trabajadores de la Cafetería Deluxe, en el polígono industrial Oeste de Alcantarilla. Ginés M., un vecino de la localidad, fue detenido el pasado domingo por la Policía Nacional tras sembrar el pánico en el local, esgrimiendo un arma de fuego con la que supuestamente llegó a efectuar un tiro al aire.

Según informaron fuentes cercanas al caso, el hombre, de 44 años y con siete detenciones anteriores a sus espaldas, mantuvo una pelea con los porteros del local, que le invitaron a él y a unos amigos a abandonar el pub. «Vamos a ir a por armas y se va a liar», aseguran algunos testigos que llegó a gritar el grupo. «Se va a liar como en el 'Blue Diamond' -en alusión al doble crimen cometido en noviembre de 2014 en otra discoteca de la localidad-». Los hechos ocurrieron, según consta en las diligencias, a las que ha tenido acceso 'La Verdad', en torno a las dos de la mañana del pasado domingo 21 de enero, en el citado pub, situado en la Calle Perú. Ginés M. había ido esa tarde a tomar algo al local en compañía de su cuñado y de sus amigos, según él mismo relató en su declaración.

En el atestado elaborado por la Policía Nacional, de acuerdo a las pruebas recabadas, se explica que, en torno a la una y media de la madrugada, los porteros invitaron al grupo a salir a la calle porque estaba molestando a otros clientes. Una vez fuera, uno de los acompañantes de Ginés llegó supuestamente a propinar un puñetazo en el hombro a uno de los vigilantes, sin causarle ninguna lesión. Luego, se marcharon en un Opel Zafira gritando y amenazando al personal con regresar con «armas». En su despedida, impactaron supuestamente además con el automóvil del dueño.

«Vamos a por armas y se va a liar como en el 'Blue Diamond'», escucharon testigos

Pasados unos quince minutos, según refieren algunos testigos, Ginés M. regresó presuntamente a la puerta de la discoteca esgrimiendo un arma y llegando a efectuar un tiro al aire. Los propietarios del local, al observar la escena, resguardaron a la clientela en el interior del mismo. El sospechoso, en apariencia, trató de entrar a la discoteca pero, al encontrar la puerta cerrada, desistió y se marchó a toda prisa.

La Policía Nacional detuvo a Ginés M., que ingresó en prisión provisional el miércoles por orden del titular de Juzgado de Instrucción número 1 de Murcia. El sospechoso asegura que los porteros los echaron del establecimiento porque se encendieron un cigarro y que, en la puerta, hablaron de que ese no era motivo para echarlos, aunque remarca que su enfado no fue a más. Sostiene que se fue a casa, con su mujer y con su hija, y que no volvió a salir a la calle esa noche. Negó, además, que tenga un arma y confesó que la noche en que ocurrieron los hechos había tomado un cóctel de drogas: alcohol, heroína, cocaína y cannabis.

La Policía Nacional tomó declaración a diversos testigos y realizó una inspección ocular a las puertas de la discoteca, donde halló un casquillo de 9 milímetros que, al parecer, había sido detonado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos