«La presión es enorme, y cuando te llega la carta de revocación es un palo duro»

Santiago Sánchez, en la biblioteca del CIM de la UPCT./Pablo Sánchez / AGM
Santiago Sánchez, en la biblioteca del CIM de la UPCT. / Pablo Sánchez / AGM

Santiago Sánchez. Estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad de Murcia

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERESMurcia

La carta con sello del Ministerio de Educación exigiéndole la devolución del dinero de la beca que se le concedió el curso pasado fue otro palo sobre la moral de Santiago Sánchez, ya tocada, hace unas semanas. «Es un castigo añadido al de suspender, un palo muy duro», admite el joven cartagenero, estudiante brillante de siempre a quien el primer año en la Universidad se le hizo cuesta arriba. «Me quedó todo grande. Siempre he sacado muy buenas notas y he sido responsable, pero me costó adaptarme, pensé incluso en dejarlo», cuenta aún preocupado por el sobreesfuerzo económico que tendrá que hacer su padre, taxista, para saldar la deuda y evitar que acabe en la Agencia Tributaria. «Me dicen que no me preocupe, que no pasa nada, pero no puedo evitar pensar que podía haber hecho más».

El pasado no fue un curso fácil para Santiago, quien sufrió también un desengaño sentimental en enero y tuvo problemas para concentrarse. «Si le añades el estrés por pensar en lo que te va a costar la matrícula en septiembre, la presión es enorme», reconoce el joven.

Superado el bache, Santiago y su familia han decidido hacer borrón y cuenta nueva, saldar la deuda -más de 2.000 euros por distintos conceptos- y afrontar la nueva matrícula, que sube de precio por tratarse de una segunda matrícula y le costará otros 1.200 euros. «Seguro que hay gente que no puede hacerlo, tengo suerte porque mis padres me apoyan, pero no deja de ser un palo muy duro», dice remontando el ánimo para encarar este nuevo curso. Con todo, le reconcome que se considere que le ha dado un uso indebido a la ayuda. «Entiendo que se retire si no te presentas a los exámenes, si no vas a clase y no te molestas. Pero si estudias y no te sale bien, si tienes una mala época, el castigo es durísimo, excesivo».

Fotos

Vídeos