El presidente del TSJ admite la sobrecarga judicial, con órganos «casi colapsados»

Los tres nuevos jueces de la última promoción de la Escuela Judicial que se han incorporado hoy a la Región y que tendrán sus primeros destinos (de izda a dcha.) en Cartagena, Lorca, y Murcia /V. Vicéns / AGM
Los tres nuevos jueces de la última promoción de la Escuela Judicial que se han incorporado hoy a la Región y que tendrán sus primeros destinos (de izda a dcha.) en Cartagena, Lorca, y Murcia / V. Vicéns / AGM

Pasqual del Riquelme pidió a tres nuevos jueces que ayer tomaron posesión que trabajen con ahínco para ayudar a superar esta situación

EUROPA PRESS

La elevada litigiosidad existente en la Región de Murcia está provocando que los juzgados se encuentren «todos ellos sobrecargados, y algunos cercanos al colapso», tal y como advirtió el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Miguel Pasqual del Riquelme, durante una breve alocución que dirigió a los tres nuevos jueces que ayer tomaron posesión y a los que pidió que trabajen con ahínco en esta carrera que han escogido.

Del Riquelme realizó esas declaraciones en el acto de toma de juramento-promesa, celebrado ante la Sala de Gobierno, por parte de las dos jueces y el juez -procedentes de la 67ª Promoción de la Carrera Judicial- destinados a Murcia.

«Un compromiso personal

Este acontecimiento, señaló el máximo responsable de la Judicatura murciana, pone de manifiesto «el compromiso personal que tomáis con los conciudadanos, el ordenamiento jurídico y el proyecto común de convivencia» y debe servir de recuerdo del compromiso que «ya asumimos en su día».

Por su parte, el fiscal superior de la Comunidad, José Luis Díaz Manzanera, les dio la bienvenida a la profesión y les recordó que se trata de «una carrera que se rige por unos principios básicos: acatar la Constitución, legalidad, imparcialidad, objetividad e independencia». Asimismo, se mostró convencido de que vivirán con la máxima intensidad esta carrera «apasionante», aunque les advirtió de que «será duro, porque las reformas legislativas son constantes y hay que estar siempre al día en la normativa. Estamos al servicio del ciudadano y la actuación debe realizarse con la máxima discreción y respeto a todos los profesionales de la Justicia».

Los nuevos jueces son Verónica Torres, Raquel Lillo y Agustín Serrano, que van a tener sus primeros destinos en los juzgados de Instrucción 4 de Cartagena, Instancia 11 de Murcia e Instancia e Instrucción 4 de Lorca, respectivamente, dentro del plan de refuerzos que desde hace unos años viene impulsando el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Raquel Lillo, en nombre propio y de sus compañeros, manifestó que la experiencia de servidores públicos «ya se nos resaltó en nuestro periodo de formación; se nos hizo saber que no habían casos pequeños, que todos son importantes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos