La UME se prepara para el simulacro que llevará a cabo en la Región a partir del lunes 23

Reunión de coordinación del simulacro que llevará a cabo la UME, este viernes. /Javier Carrión / AGM
Reunión de coordinación del simulacro que llevará a cabo la UME, este viernes. / Javier Carrión / AGM

En el ejercicio participarán más de 3.500 personas e involucrará a efectivos de los ejércitos de Estados Unidos y Francia

EPMurcia

La Unidad Militar de Emergencias ha elegido este año la Región de Murcia para realizar su simulacro, que consistirá en dos grandes terremotos en Murcia y Cartagena y las consecuencias que ello derivará en sus municipios cercanos, como inundaciones, riesgo químico, ambiental o de transporte de mercancías peligrosas.

El delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, presidió este viernes la reunión de trabajo en la que el comandante de la UME, Demetrio Barrachina, y el jefe de prensa de la UME, Aurelio Soto, han dado a conocer los detalles del Ejercicio Conjunto-Combinado de emergencia de interés nacional que cada año organiza la UME.

El ejercicio, que supondrá un gran despliegue de medios, comenzará el lunes, día 23, y se desarrollará hasta el viernes en la Región de Murcia. Es la primera vez que Murcia acoge un simulacro de estas características.

Soto ha precisado que se trata de un ejercicio «complejo y bastante completo» a raíz de dos movimientos sísmicos que implicará a más de 3.500 personas, principalmente de los servicios de emergencias con medios especializados, de las que 600 serán de la propia Comunidad, 2.000 serán refuerzo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y también participará personal de otras comunidades, empresas y ONG como Cruz Roja.

Igualmente, participarán los tres ejércitos (Tierra, Aire y Armada) y vendrán ejércitos de Estados Unidos y Francia, que participarán de manera activa, y ejércitos de otros países vendrán de observadores, según Barrachina.

La importancia de este ejercicio es que el nivel de emergencia se situará en 3, de forma que implicará al Tercer Batallón de la UME y la instalación de puestos de mando avanzados en distintos lugares; un ejercicio de «máximo nivel» según Bernabé, para que se puedan entrenar «en las circunstancias más adversas».

De hecho, se han dado a conocer sólo algunos de los detalles de este simulacro, para que los medios intervinientes puedan estar preparados y se entrenen para actuar ante escenarios desconocidos hasta ese momento.

Precisamente, ese nivel de emergencia 3 consistirá en dos terremotos simultáneos que provocará diferentes daños en municipios próximos de Murcia y Cartagena.

Simulacro

El simulacro dará comienzo el lunes, día 23. A las 7.57 horas se registrará un primer terremoto, de 6,5 grados de magnitud durante 36 segundos y con 11 kilómetros de profundidad. El epicentro será Murcia-Alcantarilla.

Al día siguiente, a las 8.23 horas, ocurrirá un segundo terremoto en la zona de Cartagena-Escombreras, de 5,7 grados de magnitud, 16 kilómetros de profundidad y durará 28 segundos.

Será el lunes cuando se constituya el Cecopi en el Centro de Coordinación de Emergencias y los terremotos provocarán daños severos, graves y leves en un radio que afectará a distintos municipios de la Región, como Fortuna, Santomera, Molina de Segura, Archena, Las Torres de Cotillas, Mula, Alcantarilla, Alhama, Totana, La Unión, Murcia y Cartagena.

El Puesto de Mando Avanzado 1 (PMA) lo gestionará la Comunidad a raíz del primer terremoto, y el segundo PMA estará a cargo de la UME en Cartagena. Si la situación se complica y pudiera afectar al embalse de Santomera podría instalarse un tercer PMA. Y es que, según ha puntualizado Barrachina, se van a dar hasta un millar de incidencias.

Al límite

El objetivo, dijo Soto, es «llevar al límite la reacción de los servicios de emergencia, tanto de los intervinientes como del personal que participa en la emergencia, tratando de representar lo que habría que hacer en un caso real, como la evacuación de institutos y colegios».

A su juicio, este simulacro permite a todos los servicios especializados «estar preparados para actuar en emergencias complejas y favorece la práctica de protocolos para trabajar en un dispositivo conjunto».

Barrachina ha puntualizado que en España «nunca se ha dado una situación de nivel 3 de emergencias», de ahí la importancia de este simulacro. Al mismo tiempo, se ha hecho un llamamiento a la población para que no se genere alarma precisamente en los días en los que se desarrollará, ya que ocuparán distintos espacios, como el instituto Sanje de Alcantarilla, el polideportivo de Las Torres de Cotillas, el hospital Naval de Cartagena o el puerto de Escombreras, entre otros.

Al ser un ejercicio de nivel 3, el jefe de la UME, Miguel Alcañiz, será el encargado de dirigir y controlar operativamente, y toda la UME estará implicada en el ejercicio, con unos 550 militares del tercer batallón. El nivel 0 es local, el 1 es autonómico y el 2 es autonómico pero con necesidad de contar medios extraordinarios.

El ejercicio de adiestramiento supondrá el Plan Estatal: Protección Civil ante riesgo sísmico, químico e inundaciones; y el Plan de la Comunidad de Murcia: riesgo sísmico (Sismimur), inundaciones (Inunmur) y transporte de mercancías peligrosas (Transmur).

Barrachina recordó que la UME ha tenido que intervenir en Murcia en 16 ocasiones, cuatro de ellas por inundaciones, en una ocasión por los terremotos de Lorca de 2011 y 11 incendios.

Escenarios

En la granja de La Ñora se realizará la búsqueda y rescate urbano con máquinas, rotura de material, cuyo escenario real será La Ñora (Murcia); y la base militar de Javalí Nuevo se utilizaría para un escenario real en la pedanía murciana de la misma índole.

La antigua fábrica de féretros se utilizaría para un escenario simulado en el Colegio de Alcantarilla, además de la antigua feria de ganado, cuyo escenario simulado sería una empresa química; las tareas de búsqueda y rescate urbano se realizarían en la granja de Molina, con escenario simulado en dicho municipio; y la evacuación también del camping de Santomera.

El embalse de Ojós también sería otro escenario, además del río Segura, el embalse de Santomera y la cantera de esta última localidad que supondría el derrumbe sobre vías de comunicación.

La morgue y oficinas de forenses se ubicará en Las Torres y también se realizará un ejercicio de contaminación en una playa, escorrentía con aguas contaminadas en el barranco del Charco y el colapso del hospital de Santa Lucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos