Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Región

Edición Impresa

LA GACETILLA

Antonio Gracia y Jesús Borja. Directivos del casino de Salabosque

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Somos el único pueblo de la Región que mantiene activos dos casinos»
Antonio Gracia y Jesús Borja. :: MANUEL HERRERO
Antonio Gracia continuó la tradición de su padre colocándose al frente de la Sociedad Recreativa y Cultural del barrio de huerta de su pueblo, Salabosque (Aljucer). A los 18 años, a la vez que le hacían socio del casino, le nombraban vocal de Juventud y Festejos. A sus 70 años, cumple 51 como presidente, y el pasado día 18 no le aceptaron su renuncia en el cargo, volviéndole a elegir. Jesús Borja, también aljucereño, viene trabajando a la par con Antonio, en su caso y durante 25 años, como vicepresidente.
-¿Cómo es posible que un barrio de huerta pueda mantener un casino?
-A base de trabajo, y organizar muchas actividades. Somos el único pueblo en toda la Región que tiene y mantiene activos dos casinos.
-¿Qué actividades realizan?
-Bailes en Navidad, fiestas, certámenes de poesías, actuaciones del Orfeón Fernández Caballero, de hermandades rocieras y veladas de trovos. Trabajamos mucho para mantenerlo abierto e incluso hacemos lo posible para que acuda la juventud, pero no lo conseguimos.
-¿Por qué cree que a los jóvenes no les atraen los casinos?
-Simplemente porque no tienen el aliciente que ellos buscan. Nosotros estábamos deseando cumplir los 18 años para poder hacerte socio y venir aquí a bailar, único sitio público donde se montaban las discotecas y venían chicas jóvenes; ahora la juventud tiene las alas más grandes y buscan otro tipo de actividades para expansionarse.
-¿Podrían realizarse más actividades para los jóvenes?
-Hemos hecho, y no hay manera, no acuden; incluso hemos organizado fiestas con conjuntos de música discotequera y luces psicodélicas, incluso hemos comprado aparatos que producen las luces de discoteca y ni con esas. En Nochevieja y Reyes hemos traído orquestas, regalamos sidra y cotillón y no acuden jóvenes, no sabemos si es que atrae más el botellón.
-Dicen que los centros de mayores han quitado clientela a los casinos. ¿Qué ocurre en Salabosque?
-De momento nos mantenemos. Organizamos campeonatos de dominó y actividades sociales como excursiones, comidas de hermandad, bailes fiestas, etcétera. Quienes estamos mantenemos un espíritu firme por seguir con la sociedad; es algo que crearon nuestros padres y nosotros continuamos con el mismo ánimo. Inicialmente se unieron siete vecinos para fundar la sociedad, de los que tan solo vive uno, con 90 años de edad, Manuel Rodríguez. Alquilaron un bajo en la Carretera de El Palmar en el año 1952. En 1966 se aprobaron sus estatutos y el 9 de marzo de 1986 se inauguró el actual local, embarcándonos en aquellos tiempos once personas en un préstamo de doce millones de pesetas.
-Buena aventura la de hacer frente a un préstamo muy alto&hellip
-Lo tuvimos muy claro; los casinos se han caracterizado por estar al frente los pudientes del lugar, nosotros éramos todos trabajadores y pusimos sobre la mesa las escrituras de nuestras viviendas. Queríamos un local donde reunirnos.
-¿Cómo es la participación de la mujer?
A lo largo de la historia de nuestra sociedad ha sido variable. Hubo su época boyante, en la que muchas mujeres se hicieron socias conjuntamente con sus maridos, pero desde hace unos doce años solo son socias las mujeres de los miembros de la junta directiva y han tratado de atraer a otras mujeres, pero no lo han conseguido. Las mismas mujeres piensan que los casinos es para hombres.

Vocento
SarenetRSS