Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALBACETE - ALICANTE - MURCIA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Opinión

Edición Impresa

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Después de los años guardando celosamente la intimidad y privacidad de sus hijas, una foto con Obama ha tirado al garete este anonimato. Pienso que el presidente Zapatero y su mujer pensarán estos días, que ojalá sus hijas se hubieran quedado en Madrid asistiendo al Instituto y llevando la vida anónima que han perdido por una foto con Obama.
Estas adolescentes me dan mucha pena, ahora si quieren pasar inadvertidas deberán cambiar a la fuerza de imagen. A esa edad en la que estamos formando nuestra personalidad y buscando nuestro estilo, debe ser bastante traumático tener que cambiar radicalmente de estilo, para que no te reconozcan por la calle. Tanto como si cambian de imágen como si siguen como hasta ahora lo van a pasar muy mal.
He recibido ya numerosos correos donde han hecho montajes con películas de miedo y la famosa foto en el Metropolitan. Reconozco que si no fuera porque soy madre y me pongo en el lugar de esa madre y de esas adolescentes quizás me reiría, puede que haya sonreído al ver esos montajes, pero reírme a carcajadas la verdad es que no le veo la gracia porque antes veo el sufrimiento que causan esas burlas.
También he leído que son góticas, siniestras, y cosas aún peores, pero que tire la primera piedra quien no haya tenido un hijo, hermano, primo, sobrino, vecino, o incluso él mismo que en su adolescencia no haya llevado unas pintas peculiares, causadas por la búsqueda de identidad propia de la edad. Tan sólo dos horas estuvo la foto colgada en Internet, pero el daño causado a estas niñas durará mucho más.

Vocento
SarenetRSS