Martes, 14 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

LIBRILLA
LIBRILLA / La recalificación de 2.800 hectáreas compromete ayudas por 40 millones
Los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente retirarán las subvenciones a la modernización de regadíos al pasar el terreno de rústico a urbanizable según el PGOU
Frenazo en seco. El secretario general de Agricultura, Josep Puxeu, anunció ayer que el Ministerio de Agricultura anulará la inversión de 11 millones de euros aprobada para la modernización de 3.515 hectáreas de cítricos en la localidad si el Ayuntamiento finalmente recalifica 2.800 hectáreas de regadíos -como se señala en la aprobación inicial del nuevo Plan General de Ordenación Urbana- y los convierte de rústicos en urbanizables.

Además de los 11 millones que invertiría la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Agua, están comprometidos otros 28 millones para el mismo fin invertidos esta vez por el Ministerio de Medio Ambiente a través de Acuamed para la mejora de los embalses de la comunidad de regantes y su red primaria; además de otros 6,3 millones en fondos FEDER europeos y otras ayudas a fondo perdido de la Comunidad Autónoma.

Según Pedro Legaz, presidente de la Comunidad de Regantes de Librilla, que engloba a 1.900 pequeños agricultores, el alcalde conocía a principios de año el monto de las ayudas comprometidas y la intención de los asociados de mejorar sus explotaciones. «No queremos cambiar el limonar por el ladrillo, ni llevar nuestra huerta a su desaparición». La comunidad presentó el pasado día 26 de octubre sus alegaciones a la aprobación inicial al PGOU, en la que pedían que se mantuvieran como rústicas las 2.800 hectáreas que el Plan quiere recalificar como urbanas. «Confiamos en que se replanteen su postura», señala Legaz, que afirma que el 95% de los regantes respalda la alegación.

«El limón está arruinado»

Sin embargo, el alcalde del Partido Popular, José Martínez, afirma que «ningún agricultor ha venido a quejarse del cambio de uso, es más, me paran por la calle y me lo piden». Según el primer edil, la recalificación es «la única solución para recuperen algo del dinero que invirtieron en sus tierras, traído con su esfuerzo como emigrantes».

Martínez afirma que la falta de agua y el posible cierre del Trasvase Tajo-Segura «han acabado de arruinar el limón». Sobre la modernización de los regadíos, el primer edil afirma que «se tenía que haber abordado hace 25 años, pero se la llevaron a Mula, ahora lo único que van a llevar las tuberías es aire, y con eso no se riega un bancal». El alcalde cree que los terrenos recalificados «reactivarían» la economía local, «al estar situados en el centro de gravedad de la Región».

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad