Jueves, 9 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

REGIÓN

LA POLÉMICA URBANÍSTICA CAMBIOS DE PROPIEDAD
Hansa Urbana compra a la Kutxa y a los empresarios vinculados a Roca su parte en Novo Carthago
La promotora inmobiliaria que preside Rafael Galea se hace con unas 40 hectáreas que representan casi el 8% de la extensión total
Hansa Urbana compra a la Kutxa y a los empresarios vinculados a Roca su parte en Novo Carthago
POR TODO LO ALTO. Imagen de la presentación del proyecto de Novo Carthago en junio del 2003, con Sánchez Carrillo, Ruiz Abellán, Francisco Celdrán y Valcárcel entre los asistentes. / A. GIL/AGM
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La Kutxa (caja de ahorros de Guipúzcoa) y los tres empresarios vascos relacionados con el supuesto cerebro de la trama de corrupción marbellí, Juan Antonio Roca, se han desvinculado del proyecto urbanístico de Novo Carthago, situado en el término municipal de Cartagena, junto al Mar Menor.

Hansa Urbana, la promotora inmobiliaria impulsora del proyecto y propietaria de la mayoría de los terrenos, ha adquirido la parte que poseían en el Plan de Actuación Urbanística (PAU) de Novo Carthago a la Kutxa y a los empresarios vascos, según confirmaron fuentes cercanas a Hansa Urbana.

La participación que la entidad de crédito y los empresarios vascos poseían en este proyecto ascendía a unas 40 hectáreas, lo que representaba alrededor del 8% de la superficie total.

Con esta operación, Hansa Urbana no sólo completa la propiedad de los terrenos donde se construirá Novo Carthago sino que libera el proyecto de unos polémicos socios que por su relación con Juan Antonio Roca podían dañar su imagen.

Familia Armengol

Las 40 hectáreas de Novo Carthago propiedad de la Kutxa y los empresarios Agustín Aguirre, Luis María Maya y Francisco Javier Arteche se repartían en tres fincas que compraron a la familia Armengol en el año 2004, junto con la práctica totalidad de la finca de Lo Poyo, situada junto a la anterior.

También con la finalidad de distanciarse de los empresarios vascos, la entidad financiera guipuzcoana acordó el pasado 30 de agosto abandonar las sociedades que poseía con ellos en el proyecto de Lo Poyo (Las Salinas del Mar Menor, S. L. II a VI) y trasladar su participación a otras nuevas (Goilur y Lurralia).

De la misma manera obró la Kutxa con las empresas Montemayor del Mar Menor, S.L., II y III, a través de las que gestionaba sus intereses en Novo Carthago junto con los empresarios vascos.

La compra de los terrenos de Novo Carthago se cerró la pasada semana, y aunque no han trascendido cifras sobre el montante de la operación, fuentes del sector consideran que el precio pagado por la promotora que preside Rafael Galea debe haber sido «muy elevado», ya que se trata de suelo edificable en el principal enclave turístico de la Región.

Representante municipal

Dos de los empresarios propietarios de Lo Poyo y hasta la semana pasada de una pequeña parte de Novo Carthago, Francisco Javier Arteche y Luis María Malla, aparecen citados en varios documentos incautados a Juan Antonio Roca, quien en sus declaraciones ante el juez ha reconocido su amistad con Arteche.

Las diligencias abiertas por la operación Malaya han probado la existencia de «estrechas relaciones comerciales y financieras» entre Roca y algunas de las sociedades propiedad de estos tres empresarios, que poseen además otras propiedades en los municipios de Los Alcázares y San Pedro del Pinatar.

Como representante ante el Ayuntamiento de Cartagena de la propiedad de la Kutxa y de los tres empresarios vascos en Novo Carthago actuaba Agustín Aguirre, según consta en las alegaciones al proyecto presentadas por la sociedad Montemayor del Mar Menor a principios de año.

Novo Carthago supondrá la construcción de entre 10.000 y 12.000 viviendas, dos campos de golf de 18 hoyos y varios hoteles, lo que supondrá una inversión de unos 1.000 millones de euros.

 
Vocento

Contactar | Publicidad |Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad |Master de Periodismo |Visitas a La Verdad