El caso PAS o 'la predicción del astrólogo'

Jerónimo Tristante
JERÓNIMO TRISTANTE

Parece ser que el caso PAS ha llegado a su fin. Los dos autos de Quiñonero y Pérez Templado fueron contundentes y dejaron al expresidente a la puerta del juicio oral, la línea roja delimitada por Génova para defenestrar definitivamente a un compañero de partido. A nadie se le escapa que esto dejaba al Partido Popular de Murcia en una delicada situación y que el asunto iba a empeorar. Es curioso ver cómo hemos pasado del respaldo sin fisuras a este final que muchos anticipaban como inevitable. Pedro Antonio tendrá ahora ocasión de comprobar quiénes son, en verdad, sus auténticos amigos. Los del 'yosoypedroantonio' ya no están y han retirado esas fotos de sus redes sociales. Cuando se eligió a PAS en el congreso de marzo, estaba inmerso en pleno caso Auditorio y, aún así, se siguió hacia adelantepara sorpresa de propios y extraños. Daba la sensación de que estaban muy seguros de que todo estaba resuelto. Luego, ¿qué pasó para que el asunto se fuera al traste?

ALARDES. Se exhibió una preclara certeza con que aquello 'quedaba en nada' que terminó por poner en entredicho la acción de la Justicia y eso fue un error. A un juez, por muy 'tuyo' que sea, no se le puede discutir su valor más preclaro: la imparcialidad. Y me da la sensación de que los magistrados han acabado un tanto dolidos con PAS y su entorno. No se elige presidente del partido a un líder que ha de declarar días después ante el Tribunal Superior de Justicia si no se tiene la certeza de que va a ser exonerado y que aquello va a salir gratis. Todo parecía atado. Pero PAS se relajó en presencia de Carlos Herrera y soltó lo de los cuatro fiscales. Error garrafal. Luego salieron las fotos de Pérez Templado de cañas con un miembro del PP y remató el asunto el mismo juez comiendo con uno de los acusados de la Púnica. Resultado: los magistrados han tenido que hacer un esfuerzo extra para demostrar su independencia y han tirado de profesionalidad. Creo que esos excesos del partido en el Gobierno han terminado por ser perjudiciales. No se puede hacer alarde de algo así. En cuanto la noticia brincó la linde de Albacete y salió en medios nacionales -televisiones incluidas- comenzó el principio del fin.

LA PREDICCIÓN DEL ASTRÓLOGO. Según algunos psicólogos: dícese de aquel que teme que le ocurra algo malo y, para evitarlo, acaba provocando que aquello le suceda. Un miembro del equipo de PAS me reconoció que en la anterior campaña electoral habían tenido graves problemas para exponer su programa, ya que el asunto de la corrupción les empañaba constantemente el discurso. Esa obsesión por evitar que su nombre saliera ligado en cientos de 'links' a la palabra «corrupción» y, sobre todo, que lo ocurrido en su etapa de alcalde en Puerto Lumbreras le pudiera pasar factura, llevó a PAS a meterse de cabeza en el segundo asunto que se le imputa: su relación con el 'caso Púnica' por el lavado de imagen. Esto es, para evitar que mi imagen me hunda, lo que termino provocando es mi imputación en la 'Púnica' y mi hundimiento, ahora sí, real. Él mismo provocó el cumplimiento de la profecía que tanto temía. Porque lo de la 'Púnica' fue la puntilla.

PERJUICIO PARA TODOS. Sabíamos que, en el Partido Popular, la apertura de juicio oral equivale a la expulsión del mismo y que la situación iba a ser insostenible. La permanencia de PAS en su cargo ha perjudicado muchísimo al partido al que tanto dice amar. Pero es que, además, nos ha perjudicado mucho a todos los murcianos. La inestabilidad política siempre termina afectando a la gestión y así ha sido. Cuatro presidentes en un período muy corto de tiempo. El último, efímero, y el que queda, está en minoría en la Asamblea Regional. Esto no es bueno para una sociedad y ha afectado gravemente a nuestra imagen en Madrid y en la situación que sufrimos. El vacío de poder que se avecina en el partido desatará la consiguiente guerra interna, más problemas. Fueron muchos los que avisaron de que esto iba a ocurrir: Garre, el primero, que fue incluso a Madrid a mostrar su preocupación por lo que iba a suceder con el nuevo presidente. PAS duró poco, y estos dos años no han hecho sino perjudicar a su partido, a la Región y a él mismo.

Las cosas han sucedido exactamente como dijeron lo que saben de esto. A ver si entre todos aprendemos un poco.

Fotos

Vídeos