Los policías locales proponen más controles de casas okupa para combatir el terrorismo

La Policía Local desaloja un edificio en una imagen de archivo.
La Policía Local desaloja un edificio en una imagen de archivo. / Paco Alonso/ AMG

Los agentes reclaman también chalecos y armas largas, el aumento de las patrullas en las calles y una galería de tiro

A. NEGREMURCIA

El Ministerio de Interior planea otorgar más peso a los policías locales en la lucha contra el terrorismo yihadista. Un cambio sustancial, registrado tras los atentados de Cataluña, que, asegura este cuerpo, requiere de una serie de compromisos por parte de la Administración regional y central.

La agrupación de Policía Local de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de Comisiones Obreras ha enviado una carta estos días al consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera; al director general de Emergencias, José Ramón Carrasco; y al delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís, que recoge una amplia retahíla de propuestas del cuerpo para mejorar su batalla contra el terrorismo. Los agentes sugieren, entre otras medidas, aumentar la presencia física de los policías locales -las patrullas- en zonas peatonales, paseos marítimos y zonas de pública concurrencia; «vigilar los movimientos sospechosos de inmuebles ocupados o espacios de riesgos potenciales en el municipio»; y tomar o ampliar las medidas ante «posibles brotes de discriminación interétnica, racismo, xenofobia o islamofobia que pueda surgir en los municipios».

Los agentes también insisten, en su escrito, en la pertinencia de instalar medidas físicas de seguridad -bolardos, maceteros...- en las zonas peatonales y hace hincapié en la necesidad de que ambas administraciones presten apoyo a los ayuntamientos a la hora de dotar a las localidades de bolardos retráctiles que permitan la apertura de las calles en casos de emergencia.

La agrupación de Policía Local de CC OO también hace especial énfasis en su misiva en la importancia de que se pongan en marcha jornadas formativas en materia de terrorismo en las que participen profesionales de seguridad. En ellas, precisan, se debe ofrecer información a los agentes municipales sobre el perfil del terrorista islámico, sobre el proceso de radicalización y tácticas operativas y de respuesta ante atentados, entre otros contenidos.

Este colectivo también advierte en su escrito de que en algunos de los atentados ocurridos en los últimos meses en Europa el objetivo era, precisamente, lesionar a funcionarios policiales. Una realidad que, a su entender, obliga también a tomar medidas para tratar de minimizar ese riesgo. En ese sentido, el grupo exige que se restrinjan las patrullas unipersonales, que se incremente la dotación de chalecos 'antibalas' y que se les permita a estos agentes el uso de armas largas. Además, reclaman la construcción «urgente» de una galería de tiro autonómica o, en su caso, de galerías por comarcas donde los agentes municipales puedan practicar su puntería y poner a prueba su destreza en el uso de armas periódicamente. Además, solicitan que se incrementen las plantillas y que se acelere la nueva Ley de Coordinación de las Policías Locales de la Región.

Fotos

Vídeos