La Policía destapa un presunto fraude a la Seguridad Social de casi cuatro millones de euros

Los diez detenidos en Cartagena crearon supuestamente una sucesión de deuda entre empresas con testaferros

LA VERDADMURCIA

La Policía Nacional ha destapado un nuevo fraude millonario a la Seguridad Social. Este golpe deja diez detenidos y tres investigados en Cartagena, algunos de ellos pertenecientes a un mismo grupo familiar. Según precisaron fuentes del cuerpo, los sospechosos, de entre 25 y 63 años y de nacionalidad española, habrían supuestamente defraudado a las arcas estatales más de 3,6 millones de euros -concretamente 3.634.112 euros- creando una sucesión de deuda entre empresas con testaferros.

Las investigaciones comenzaron el pasado mayo, cuando la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía se percató de que un clan familiar dedicado al tráfico de estupefacientes figuraba al frente de diferentes empresas relacionadas con la ingeniería industrial. Este detalle no pasó desapercibido para los investigadores, dado que los integrantes del clan carecían de los conocimientos necesarios para el desarrollo de esta actividad y para estar al frente de tales mercantiles.

Los agentes contactaron, entonces, con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para coordinar la investigación de los hechos. Según explicaron fuentes del cuerpo, las primeras pesquisas y el minucioso análisis de la información, así como diversas inspecciones, constataron la existencia de la organización criminal. La trama estaba encabezada, en apariencia, por dos empresarios de la zona de Cartagena, cuyas sociedades realizaban trabajos de ingeniería industrial, incluso a nivel internacional. Su centro de trabajo estaba en una nave ubicada en un polígono industrial de Cartagena.

El entramado empresarial, una vez que se detectaba el fraude, creaba supuestamente nuevas empresas con testaferros. Utilizaban para su actividad empresarial a empleados que llevaban a cabo los trabajos de las mercantiles en sus instalaciones, pero que se les estaba dando de alta en otras empresas que no cotizaban por ellos a la Seguridad Social.

Tal y como explicaron las fuentes, conforme la Seguridad social iba detectando el fraude en algunas de estas empresas, creadas con testaferros, creaban otras nuevas, trasladando el alta de los empleados a las empresas de nueva creación y, así, unas tras otras.

La lucha de la Policía Nacional contra los fraudes a la Seguridad Social ya ha dado este año varios frutos. El pasado mes, el cuerpo destapó, junto a la Inspección Provincial de Trabajo de Granada, un entramado de empresas ficticias que habrían defraudado más de 360.000 euros en el marco de una operación que acabó con 29 detenciones en España, diez de ellas en Murcia.

La investigación se inició a raíz de dos informes remitidos a la Policía Nacional por la Inspección, que apuntaban a supuestas irregularidades en torno a dos empresas, una de ellas dedicada al comercio al por mayor de carne y al cultivo de árboles y arbustos, y la otra a la explotación de ganado porcino. Tal y como corroboraron las fuentes, ninguna de ellas tenía actividad real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos