Podemos pide reprobar a Martínez-Cachá por ceder ante las «presiones homófobas»

Rueda de prensa de Óscar Urralburu./Podemos
Rueda de prensa de Óscar Urralburu. / Podemos

Óscar Urralburu señala que la decisión de suspender las charlas de No te Prives incumple «todas las normas educativas», mientras que el PP replica que lo único que ha hecho la Consejería ha sido «hacer partícipes a los padres de la educación de sus hijos»

EFEMurcia

El portavoz parlamentario de Podemos, Óscar Urralburu, pidió este miércoles al resto de la oposición en la Asamblea Regional que apoye mañana la reprobación a la consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, por haber supeditado las charlas en los centros educativos del colectivo No Te Prives a las «presiones homófobas» del Foro de la Familia y del presidente de la UCAM, José Luis Mendoza.

«Mañana seremos testigos de si Ciudadanos se sube al carro de la democracia, la libertad y la pluralidad o se sube al autobús de los intolerancia y la homofobia», señaló en un comunicado Urralburu, quien lamentó que Martínez-Cachá haya «prohibido» las charlas de educación de salud afectivo-sexual, prevención de la violencia y del acoso escolar.

Esta decisión, según el líder regional de Podemos, incumple «todas las normas educativas» e interviene «de forma totalitaria en los currículos de los centros escolares». Urralburu recordó que la educación de salud afectivo-sexual forma parte del currículo oficial, del aprendizaje de los menores dentro de la educación formal, y debe ser desarrollada a través del profesorado y de especialistas que puntualmente puedan trasladar formación a los escolares.

El secretario general de Podemos defendió que se debata y vote mañana la moción para reprobar a la «máxima responsable política de este escándalo», acusando a Martínez-Cachá de elevar «determinadas convicciones particulares y minoritarias a una norma pública, algo que es inaceptable e ilegal».

Por su parte, el secretario de Política Municipal de Podemos y teniente alcalde en Molina de Segura, Fernando Miñana, ha avanzado que en todos los Ayuntamientos de la Región de Murcia donde Podemos tiene representación se va a presentar mociones para que la formación LGTBI siga dándose en los centros educativos.

En la iniciativa municipal, ha añadido Miñana, se pretende mostrar su apoyo a las personas LGTBI, para quienes «el día a día en sus pueblos o pedanías es mucho más compleja que en las ciudades».

Podemos ha pedido la dimisión del director general de Juventud, Francisco Sánchez, de quien depende este programa y que venía de los presupuestos participativos, y de la directora general de Atención a la Diversidad, Esperanza Moreno, por defender que estas charlas sean inspeccionadas por un comité de médicos y psicólogos.

PP: «Se hace a los padres partícipes de la educación de sus hijos»

Por su parte, la portavoz del PP en la Región de Murcia, Nuria Fuentes, replicó este martes a la formación política de Podemos que la petición de reprobación de Martínez-Cachá «se basa en mentiras, responde a intereses políticos y carece de todo sentido porque lo único que ha hecho ha sido hacer partícipes a los padres de la educación de sus hijos».

En este sentido, criticó que Podemos «solo defiende políticas sectarias que limitan la libertad de elección de los padres y se ha encontrado enfrente con el Gobierno regional y el PP, que considera que los padres deben ser los primeros en tomar cualquier decisión sobre la educación de sus hijos, y más tratándose de un tema no curricular».

«Podemos basa su política en la crítica continua a todo lo que pase por sus manos y el diálogo y el consenso no forman parte de su hoja de ruta, por eso no nos resulta extraño que dediquen su tiempo a equivocar a todos los murcianos», criticó la portavoz 'popular'.

Así, lamentó que la formación morada «solo piense en dirigir la educación de nuestros escolares desde las instituciones y ese tema debe ser una tarea compartida con los progenitores».

Fuentes apostilló que Podemos «intenta desviar la verdadera intención del Ejecutivo autonómico con este tema, ya que se trata de una medida de carácter informativo para los padres y se aplica a todas aquellas charlas y jornadas que incorporan los centros educativos en horario lectivo y que no contempla el currículum».

«El PP ha defendido, defiende y defenderá siempre una educación libre, donde los padres sean los que elijan donde y como educar a sus hijos», añadió.

Considera que Podemos «debe cambiar la fórmula de la reprobación por otra si quiere aportar algo en materia educativa, y admitir que el Ejecutivo regional trabaja por mejorar la calidad educativa con más inversión en el presupuesto y con unas charlas que nunca se han aplazado, por lo que la reprobación no está sustentada».

Asimismo, señaló que «uno de cada cuatro euros de las cuentas regionales se destina a Educación, incrementando el número de docentes, reduciendo el número de alumnos por aula y prestando más ayudas a quien más lo necesita, porque la educación, para el PP, es el presente y el futuro del los jóvenes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos