Podemos deplora los altercados y cree «legítimo» llamar «a las vías»

Daniel Vidal
DANIEL VIDALMurcia

«El PP sigue tratando las demandas de vecinos como problemas de orden público. Lo que pase aquí será responsabilidad de Íñigo de la Serna. #AlasVías», tuiteaba el martes por la mañana el diputado por Podemos Región de Murcia en el Congreso de los Diputados, como si de una premonición se tratase. Aunque no fue el único representante de la formación morada que hizo suya la 'etiqueta' de Twitter llamando a una movilización vecinal que el martes por la noche acabó con heridos y las vías destrozadas. La eurodiputada Lola Sánchez Caldentey, el propio secretario general en la Región, Óscar Urralburu, y hasta la cuenta oficial del partido en la red social reclamaron la presencia vecinal en las vías. Incluso líderes nacionales 'morados' de la talla de Pablo Iglesias e Irene Montero se hicieron eco de los altercados por la mañana, y también dejaron su 'perla'.

Sánchez Serna, que condenó los «actos violentos», aseguró que «quien más atiza las brasas es el PP», y dijo que «es legítimo llamar 'a las vías'» por parte de Podemos. «Vamos a seguir utilizando este lenguaje. Ayer se cortaron las vías, pero es que se pretende cortar la ciudad durante años y apostamos por la movilización pacífica para evitarlo», razonó. «No hace falta llamar a nadie a movilizarse porque la gente ya se moviliza por sí sola», razona José Coy, activista social y miembro del Consejo Ciudadano Autonómico, que suele estar presente en todas las protestas, también en la del martes, en la que rodó por el suelo. «Se ha producido una tormenta perfecta que ha desembocado en una serie de sucesos que lamento profundamente y espero que no se vuelvan a repetir. Nadie quiere encontrarse así las vías al día siguiente», zanjó Coy.

A pesar de que 'La Verdad' pidió a Podemos hablar con Urralburu, este delegó en el diputado Andrés Pedreño, quien quiso «lamentar y condenar que una movilización pacífica haya devenido en estos actos de violencia, siempre rechazables vengan de donde vengan». Pedreño dejó claro que «cuando aparece la violencia es un síntoma de que hay ausencia de diálogo, el caldo de cultivo del malestar crece y las instituciones no ayudan a canalizar ese diálogo. Es un fracaso de todos». Asimismo, Pedreño negó de forma tajante que Podemos «instrumentalice la movilización» y que «estemos detrás de la violencia» y tildó de «impresentable e irresponsable que el PP utilice estos argumentos contra Podemos», aseguró.

A su vez, el grupo municipal Ahora Murcia en el Ayuntamiento también lamentó y condenó la «violencia en las vías», y defendió que «la violencia no es el camino». Eso sí, apoyó a la Plataforma en sus reivindicaciones y pidió a Ballesta que escuche la demanda de la ciudadanía y que cumpla el mandato del Pleno. «Si no es capaz, debería dimitir».

Fotos

Vídeos