Podemos alerta de que la Red Transeuropea puede detenerse en Alicante

EPMURCIA

El secretario general de Podemos, Óscar Urralburu, advirtió ayer de que el Corredor Mediterráneo «puede detenerse en Alicante si el Gobierno regional no se lo toma en serio y se pone a trabajar en solucionar los cuellos de botella que va a generar el AVE en Murcia y Alcantarilla». Junto con el diputado Andrés Pedreño y el delegado sindical de CC OO en Renfe, Antonio del Campo, se reunió con el secretario de Obras Públicas, Vivienda y Vertebración del Territorio de la Comunidad Valenciana, Josep Vicent Boira i Maiques. «Las prisas del PP por cortar la cinta del AVE antes de las elecciones de 2019 pueden salirnos muy caras», dijo.

Consideró «indignante que nos podamos quedar fuera del Corredor Mediterráneo si llega el AVE tal cual está previsto ahora mismo». Según este, el futuro de las empresas y del tejido productivo regional «pasa por apostar por el Corredor Mediterráneo como un proyecto de máximo interés estratégico, algo que no entiende el PP, que nos quiere condenar a convertirnos en el último rincón de Europa». Pedreño añadió que se puede ver afectado el servicio de Cercanías con Alicante, que mueve casi 4 millones de viajeros al año. Por último, el delegado sindical de CC OO en Renfe manifestó que «lo que no puede suceder en la Región de Murcia es lo que ha ocurrido con la llegada del AVE a Valencia y Castellón, que ha supuesto la pérdida del 40% de los servicios de Cercanías». «Ha pasado de 27 millones de viajeros anuales en 2008, a 14 millones en la actualidad», detalló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos