La Verdad

Selección italiana

Un desayuno listo para tomar en Caffe Milano.
Un desayuno listo para tomar en Caffe Milano. / Vicente Vicéns / AGM

El horario de apertura de Caffe Milano es más propio de un polígono industrial que del centro de Murcia. Abierto solo para desayunos, almuerzos y cafés de después de comer -hasta las 17.00 horas-, la cafetería, regentada por Massimo Cordaro y su señora, Chelo Fernández, ofrece una amplia oferta de productos de Italia basados, sobre todo, en distintos tipos de cafés, tostadas y embutidos del país itálico.

Para que no os pase como a mí, y desaprovechéis la visita con un simple croissant de queso y jamón de york, tomaos vuestro tiempo a la hora de elegir. En la pared situada tras la barra se pueden ver algunos productos disponibles, aunque os indico algunas opciones para que vayáis con los deberes hechos de casa. Por ejemplo, la tostadas son todas de un pan redondo hecho al horno de leña procedente de la Sierra de Carrascoy. Las más requeridas son la Milano, con queso, tomate, orégano y aceite de oliva; a la Genovesa, con pesto y salami; la Piamontesa, con salsa de trufa; o las que se combinan con atún, con jamón cocido, con coppa -un embutido típico italiano-, panceta copata, jamón cocido o jamón. Todo productos italianos de la marca Ferrarini.

La lista de cafés también es como para volver varias veces: encontramos las típicas elaboraciones italianas, las españolas y algunas mezclas de sabores en una sana y deliciosa fusión entre ambas culturas. Aunque no esperéis un salón para pasar las horas muertas, ya que la distribución de mesas está acompañada principalmente con taburetes, ideales para estar acomodados el tiempo que tarda un cliente medio en dar buena cuenta de un café y de una tostada. Pero poco más.

Más de treinta estilos de cafés 100% arábica y otras tantas infusiones completan la oferta de una cafetería que va a cumplir veinte años de vida acercándonos a los murcianicos un trocito de Italia.