La Verdad

Clara Plath.
Clara Plath. / Fernando Crego

«Hay que potenciar lo excepcional»

  • La banda murciana que lideran Clara Plath y Roberto López presenta su nueva criatura musical: 'Yes, I'm special'

Yes, I'm special' es el orgulloso titular que saluda desde la portada del nuevo álbum de Clara Plath, la banda murciana de rock alternativo encabezada por la cantante -y poeta- del mismo nombre y por el multiinstrumentista Roberto López. Se trata de su segundo larga duración y de su cuarta referencia discográfica, un trabajo registrado en los estudios lorquinos La Sala de Máquinas y con el que el grupo completado por Miguel Ángel, Paco Morán y Alberto Dannaya da -esta vez sí- un consistente paso adelante al ofrecer un muestrario de canciones neblinosas pero melódicas, oscuras aunque esperanzadas, turbadoras sobre un extraño fondo de calma interior. Lo presentan esta noche en Murcia, así que agarro a la pareja y entre ambos incrusto mi grabadora a modo de juez de paz.

-El título del disco suena a declaración de principios, a grito de orgullo. ¿Van por ahí los tiros?

-Roberto. Es una reivindicación de la individualidad sobre lo colectivo, de aquello que a cada uno nos hace únicos y especiales. Vivimos tiempos de 'aborregamiento' generalizado.

-Clara. Sí, estamos orgullosos de ser así. El concepto de normalidad en el que se nos educa nos es ajeno. Curiosamente, sentirse especial es lo que más te une a otros, que también son especiales.

-¿Somos demasiado 'normaleras' los españoles? ¿Por qué es importante reivindicar la excepcionalidad?

-C. Todos deberíamos ser iguales en cuanto a derechos, obligaciones y oportunidades. Ese tipo de igualdad es un objetivo social. Pero lo excepcional, lo único, lo que cada uno lleva dentro, tiene que ser potenciado, reivindicado y valorado para lograr un mundo justo de seres auténticos que nos enriquezca a todos.

-R. La excepcionalidad es lo que nos hace únicos, cada uno con nuestras peculiaridades e imperfecciones. Los 'normaleras' son aquellos que se dejan llevar por la corriente mientras el mundo continúa en manos de mediocres encorbatados.

-'I believe in David Bowie / I believe in Lucas Brox', cantan en 'I believe'. De acuerdo, todos creemos en Bowie, ¿debemos creer también en Brox?

-C. Lucas Brox es un pintor murciano emergente que está despuntando en el mundo del arte a nivel nacional. Deberíamos creer en los artistas, ellos hacen la vida más hermosa y plena, independientemente de su reconocimiento. En eso sí creemos.

-Las referencias literarias y artísticas son frecuentes en los textos de Clara Plath. ¿Existe alguna razón lógica por la que alguien que ama la música pueda no estar interesado en otras artes?

-C. Cada uno es libre de amar y detestar, de sentir o no pasión por la música u otras artes. En nuestro caso, el gusto por lo estético, el arte y la belleza no se limita a lo estrictamente musical, sino que establece lazos con otras disciplinas que nos interesan y de las que disfrutamos. El mundo es mucho más amplio de lo que a veces puede parecer.

-'Yes, I'm special' me parece un disco oscuro y ruidoso en el que sin embargo las melodías se abren paso con soltura pese a venir 'de más allá'. ¿Es el ruido un elemento importante en este disco?

-R. Siempre nos ha gustado el ruido y cómo lo han utilizado grupos como Ride, My Bloody Valentine, Pixies, dEUS, Sonic Youth... Sin embargo, no creo que haya sido un elemento importante en este disco, las canciones sugerían cómo querían ser vestidas y nosotros les hemos dado el gusto. En algunas hay más ruido ('Beautiful eyes', 'Accident'), en otras más discursos melódicos en las guitarras ('Inside you'), en otras el peso lo llevan los teclados ('I believe')... Lo que sí es verdad es que esta vez hemos prestado más atención en el estudio a qué era lo que le iba mejor a cada canción. Probar sonidos, probar melodías, probar y probar hasta dar con lo que nos convenciera. En este sentido estamos muy contentos con el trabajo de Manuel Torroglosa al mando de La Sala de Máquinas. Por cierto, tampoco es tan oscuro, ¿no?

-¿Tienen muy compartimentado el proceso de creación (letras, música)? ¿Componen sobre textos previos? Es decir, ¿los poemas de Clara son una inspiración para la música de Clara Plath?

-C. Mi forma de componer suele ser a partir de unos acordes de guitarra, normalmente acústica, e improvisar melodías. Las letras vienen después, una vez que Rober ya ha sacado los arreglos. En el caso de la poesía, me enfrento directamente a la página en blanco. No adapto los poemas a la canción, pero sí te puedo decir que, en ocasiones, los estímulos que provocaron un poema están presentes de algún modo en una canción determinada. Todo sale del mismo pozo profundo y de la misma sensibilidad.

-R. Mi forma más natural de componer es sin guitarra ni papel, como dijo mi admirado Antonio Vega. Voy siempre con el estudio de grabación abierto en mi cabeza, imagino sonidos, melodías, le voy incorporando otras, borro, reinicio, le doy mil vueltas mientras voy de un lado a otro. Luego cojo la acústica o el piano y le doy forma.

-La muerte, el peligro, la sensación de perturbación... son señas de identidad de las canciones de 'Yes, I'm special'. ¿Qué tan atractivo tienen las sombras frente a la luminosidad?

-C. Las sombras atraen porque no sabemos qué hay en ellas. Es lo sugerente, lo abierto, lo que aún está por descubrir. Pero no todo es oscuro en 'Yes, I'm special', hay mucha magia blanca, momentos brillantes de amor y verdad. Como siempre en Clara Plath, las dos caras de la Luna.

-Una de mis canciones favoritas del disco es la onda shoegaze de 'Beautiful eyes'.

-C. Cuenta la historia de una mujer tipo: americana, de clase media, sumida en la rutina y aburrida, que descubre 'el lado salvaje', otra opción de vida más arriesgada, fuera de toda convención. En esta canción se refleja lo que comentaba antes, este tema también lo trato en un poema, 'La carga de mi pistola', de mi poemario 'En agua de cerezas' (2012). Además, en la grabación tuvimos la suerte de contar con la colaboración de Juan Antonio Ross, quien añadió con su Moog un maravilloso punto de locura psicotrópica.

-La recurrente pregunta sobre la escena murciana. ¿Nos hemos vuelto unos 'chauvinistas' inaceptables o realmente mola tanto?

-R. Debemos celebrar que haya un buen puñado de grupos de nuestra región que están cosechando éxito a nivel nacional, pero hay que mirar más allá, tener la mente despierta y estar atentos a lo que sucede. No somos el ombligo del mundo.